Pablo Cabañas Díaz/Noticias y Debate M3  

CDMX, 26 de marzo, 2021.- Marcos Teodoro Kaplan Efron. (1927-2004) tuvo su primer contacto con México, gracias a su maestro Silvio Frondizi, que lo puso en contacto con Jesús Reyes Heroles, quien tuvo un papel destacado en la vida política mexicana del siglo XX.  

Estudió derecho en la Universidad de la Plata, Argentina, donde se recibió en 1956. En 1962, ingresó como profesor a la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires. En el año de 1966 el general Juan Carlos Oganía tomó el poder en Argentina y tuvo que emigrar a Chile, donde fue nombrado profesor de política económica y jefe de investigaciones en economía de la Facultad de Derecho del Instituto de Estudios Internacionales y de la Universidad de Chile, en Valparaíso.  

En esos años, Chile era un lugar propicio para el desarrollo de las ciencias sociales. En 1967 obtuvo además el grado de doctor en derecho y ciencias Sociales, por la Universidad de Buenos Aires con una tesis sobre “Servicios públicos en Argentina. Aspectos económicos, sociales, políticos y jurídicos”. En el año de 1969 publicó su libro “Formación del Estado nacional en América Latina”, una de sus obras más importantes y difundidas en distintos países de la región.  

La “etapa chilena” de Kaplan duró hasta 1970, y durante la misma realizó una gran actividad internacional, pues aparte de estar vinculado a la Universidad de Chile y a la Escuela Latinoamericana de Ciencias Políticas (FLACSO), en el año de 1969 fue profesor visitante en el Departament of Sociology and Anthropology, de la Universidad de Tulane en New Orleans, Estados Unidos, bajo los auspicios del Latin American Studies Program.  

En el año 1971, después de regresar a Argentina, obtuvo la prestigiosa Beca Guggenheim que otorga la John Guggenheim Memorial Foundation para realizar una investigación sobre “política de desarrollo científico y tecnológico en América Latina”, de esa época partió su línea de investigación sobre la ciencia y tecnología, que desarrolló a través de numerosas publicaciones.  

En México, Kaplan fue contratado por el Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE) y nombrado jefe del proyecto de investigación “El sistema de empresas públicas en México”, cargo que ocupó entre 1975 y1976. En 1977 pasó a la Universidad Nacional Autónoma de México, donde fue nombrado investigador de la Coordinación de Humanidades, al mismo tiempo que dio clases en la licenciatura de ciencias políticas de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales.  

Más tarde fue contratado por el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la misma universidad, lugar en el que se mantuvo hasta su muerte. Fue precisamente en Jurídicas donde adquirió una estabilidad laboral que le permitió elaborar una parte de sus obras más importantes, entre ellas sus trabajos sobre el narcotráfico, los flujos financieros internacionales y la globalización.  

En México, fue muy activo; dictando conferencias en el CIDE, la Universidad de Guadalajara, el Centro de Estudios Económicos y Sociales del Tercer Mundo, la Universidad Autónoma de Nuevo León, la UAM y, por supuesto, la UNAM. En Jurídicas dirigió varios proyectos de investigación, entre ellos,” Revolución tecnológica, Estado y derecho, crisis y futuro de la empresa pública y regulación de flujos financieros”, que derivaron en libros importantes y en donde participaron especialistas de varias disciplinas.  

Por su trabajo de investigación en la UNAM se le concedieron los más altos honores, ente ellos el Premio Universidad Nacional (1994); en el Sistema Nacional de Investigadores se le otorgó el nombramiento de Investigador Emérito y el de Investigador Nacional de Excelencia para el periodo 1o. de enero de 2003 al 31 de diciembre de 2012, distinción que sólo recibieron 35 investigadores en el país, y muy pocos de las ciencias sociales.  Sin duda, fue uno de los precursores de la ciencia política latinoamericana y uno de los grandes estudiosos del Estado, desde un enfoque interdisciplinario o transdisciplinario.