Pablo Cabañas Díaz/Noticias y Debate M3  

CDMX, 16 de mayo, 2021.-Luis Pedro Alejandro Recaséns Siches (1903-1977) fue un destacado catedrático de Filosofía del Derecho en las universidades de Santiago de Compostela, Salamanca, Valladolid, Madrid y en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).  

Fue diputado, una vez derrotada la Segunda República, se exilió en 1936 en México, en donde fue nombrado en 1937 catedrático de Filosofía del Derecho en la UNAM. También fue profesor en la New School for Social Research de Nueva York, y en la Universidad de Nueva York.  

También fungió como funcionario de las Divisiones de Derechos del Hombre y de Bienestar Social de las Naciones Unidas, vicepresidente del Instituto Internacional de Filosofía del Derecho y de Sociología Jurídica, y profesor visitante en numerosas universidades latinoamericanas como Puerto Rico, La Habana, Guatemala, San Salvador, Santiago de Chile, Buenos Aires, Sao Paulo y de Río de Janeiro.  

Según Recasens, gracias al Derecho, el ser humano se sustrae al agobio del peligro y de las preocupaciones que trae consigo cualquier situación de anarquía o de caos social y puede conquistar su más íntima libertad, para el cumplimiento de su propia e intransferible obra individual.  

Se le considera como uno de los tres sociólogos españoles exiliados más importantes y formó parte —junto con José Medina y Francisco Ayala—, del grupo de los denominados “sociólogos sin sociedad”. Su obra acusa fuertes influencias del pensamiento de su maestro, José Ortega y Gasset.  

Estudió filosofía del derecho en Berlín con Rudolf Stammler, en Roma con Giorgio del Vecchio y en Viena con Hans Kelsen. Por sus altos niveles de argumentación y análisis sus discípulos en la UNAM le escuchaban y admiraban. Escribió, entre otras obras, “La Filosofía del Derecho de Francisco Suárez “(1927), “Estudios de Filosofía del Derecho” (1935),”Vida humana, Sociedad y Derecho” (1939), y más tarde , “Nueva Filosofía de la Interpretación del Derecho” (1973) y un monumental “Tratado General de Sociología”(1977).  

Murió a los 74 años, sus restos fueron inhumados en el Panteón Jardín. Legó su biblioteca al Instituto Cultural Hispano Mexicano, con la condición de que la conservaran y alojaran como una unidad.  

Su hija Martha Luisa Recaséns recuerda que su padre tenía la ilusión de que en algún momento su biblioteca regresara a España, situación que no se concretó. Posteriormente, se donó la biblioteca al Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM; la cual fue entregada en 1995 por el entonces príncipe Felipe de Borbón y está colocada en una sección de consulta al público.