Pablo Cabañas Díaz/Noticias y Debate M3

CDMX, 11 de marzo, 2021.- Luis Herrera de la Fuente (1916-2014) fue uno de los músicos más importantes del siglo XX mexicano, su labor como artista, constructor de instituciones y difusor de la música no tuvo rival ni paralelo. Inició sus estudios en la Escuela de Música de la UNAM, donde cursó la carrera de composición con los maestros Estanislao Mejía y José F. Vázquez; la de piano con Santos Carlos; y la de violín con Luis G. Saloma y canto con David Silva.

Estudió la carrera completa de piano con Carlos del Castillo y la de composición con Rodolfo Halffter. Inició estudios de dirección de orquesta con Sergiu Celibidache, en México e Italia, y los continuó en Zúrich, Suiza bajo la dirección de Hermann Scherchen.

El maestro Herrera de la Fuente fundó y dirigió en 1945 la Orquesta de Cámara de Radio Universidad; en 1952, la de Cámara de Bellas Artes; dirigió la Filarmónica de las Américas y, de 1958 a 1976, la Sinfónica Nacional, así como la de Xalapa, Veracruz.

En 2005 fue nombrado Director Emérito de la Filarmónica de la Ciudad de México. También fue director titular de las orquestas sinfónicas de Chile, Nacional de Perú, de Oklahoma, en Estados Unidos, y de la Juvenil del estado de Veracruz.

Además de la dirección orquestal, Herrera de la Fuente fue también director del Festival Internacional de Música de Morelia; con apoyo del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes fundó el Coro Nacional de México; en 1995 la Orquesta Sinfónica Juvenil del estado de Veracruz, y en el 2002 el Instituto Superior de Música del estado de Veracruz.

A lo largo de su carrera, el maestro recibió diferentes reconocimientos: el Premio Eduardo Mata, la Medalla Mozart, la Medalla José Vasconcelos, la Medalla de Bellas Artes, la Medalla del Club de la Ópera, la Medalla al Mérito Ciudadano; Doctorado Honoris Causa por la Universidad de las Américas, Doctor Honoris Causa por la Universidad de Oklahoma, Caballero de la Orden del Rey Leopoldo de Bélgica, Galardón del Festival Cervantino y el reconocimiento al Mérito Cultural de la Ciudad de México Carlos Monsiváis. En 2005 se le otorgó el Premio Nacional de las Ciencias y las Artes de México.

Herrera de la Fuente fue titular de la Orquesta Sinfónica de Perú, de Chile y de la Oklahoma Symphony Orchestra. Como director invitado dirigió más de cien orquestas en Europa, América, Israel y Nueva Zelanda. En el año 2006 al cumplir los 90 años se retiró de la dirección de orquesta, dedicándose a la composición.

El 28 de mayo de 2011, se estrenó su “Sinfonía número 2” en un concierto que dirigió a sus 95 años, y fue interpretada por la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México, dirigida por el propio compositor. En el mismo concierto estrenó su “Concierto para piano y orquesta” con Guadalupe Parrondo como solista y el “Concertante para violonchelo y orquesta”, dedicada a su intérprete, de la República de Georgia, Inna Nassidze que desde 1990 vive en México.

Herrera de la Fuente murió el 5 de diciembre de 2014 en la Ciudad de México. Una característica de su trabajo era que todo lo dirigía de memoria, el repertorio lo memorizaba, y también tenía una manera de dirigir poco común. Los movimientos quizás no eran los más bellos, pero sí eran los más expresivos; siempre conseguía lo que quería. Era un hombre culto, profundo en muchos sentidos y con un gran sentido del humor, con una ironía casi burlona.