Pablo Cabañas Díaz/Noticias y Debate M3  

CDMX, 4 de agosto, 2021.- Franz Horst Hartung (1919-1990) estudió la licenciatura en arquitectura en la Universidad de Stuttgart; se tituló en 1948.  Fue maestro auxiliar e investigador en la cátedra de Urbanismo en el Instituto Tecnológico de Stuttgart de 1948 a 1950. De 1951 a 1990 fue catedrático de la Escuela –luego Facultad– de Arquitectura de la Universidad de Guadalajara. Su nombramiento de profesor universitario de tiempo completo lo obtuvo en 1951. En el año de 1971, llegó al grado de Doctor de Planeación Regional y Urbana por la Universidad de Stuttgart, el tema de su tesis fue: Principios de la planeación de los centros cívicos y ceremoniales mayas. Este fue publicado en el Libro en Graz, Austria.  

Al llegar a nuestro país no sabía hablar español; a los dos meses ya impartía clases con bastante eficiencia. Fue un personaje que marcó la arquitectura de Guadalajara en la década de los años sesenta.  Las obras  más importantes que diseñó y construyó en Guadalajara fueron: el Mercado Alcalde, 1962; el Mercado Gómez Farías, 1964; la Unidad Deportiva Revolución, 1964, en la cual destaca su conjunto escultórico denominado “La Familia”; el edificio de la Facultad de Veterinaria y Zootecnia de la Universidad de Guadalajara, 1964-1968; las clínicas de la Facultad de Odontología de la misma Universidad, 1967-1970; varias casas particulares –entre ellas la de su familia– y el proyecto del Parque de los Colomos, que finalmente no se realizó.  

Son famosas sus conferencias sobre arquitectura precolombina las impartió en Mar de Plata, Argentina, 1966; Stuttgart, Alemania, 1968; México, Distrito Federal, 1974; París, Francia, 1976; y Vancouver, Canadá, 1979.  En1970, colaboró con el profesor Anthony Aveni, astrónomo de la Universidad de Colgate, Nueva York, en proyectos de Arqueoastronomía Mesoaméricana.  

En 1975 fue becario del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) para realizar el proyecto “El siglo astronómico de las torres circulares en el México Antiguo”, también en colaboración con Anthony Aveni de la National Science National Foundation.  

Fue becario del Conacyt, con el proyecto “Investigación sobre reticulares en centros ceremoniales mayas”, en colaboración conjunta con Anthony Aveni. Los reconocimientos que recibió fueron: la presea Jacobo Gálvez, el 12 de octubre de 1981 por 30 años de docencia; la presea 12 de Octubre,  en 1986 por 35 años de docencia, ambas de la Universidad de Guadalajara, y el 18 de agosto de 1988 fue nombrado maestro honorario de la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Guadalajara.