Pablo Cabañas Díaz/Noticias y Debate M3

CDMX, 11 de agosto, 2021.- Antonio Gómez Robledo ( 1908-1994) en 1925 ingresó a la Facultad de Jurisprudencia de la Universidad de Guadalajara, y en 1932 obtuvo su título de abogado con la tesis: México en Ginebra . También asistió a las cátedras de la Escuela Libre de Jurisprudencia de Guadalajara.

Entre sus maestros lo impactó el abogado José María Arriola, quien en su bufete impartía la cátedra de Derecho Internacional, e indudablemente fue el origen de su vocación de internacionalista. Sus estudios de especialización en Derecho y en Filosofía los realizó en la Faculté de Droit de París, Dotation Carnégie pour la Paix Internationale en Francia, en la Académie de Droit International de La Haya, Holanda, en la Universidad de Río de Janeiro, Brasil, y en la Fordham University de Nueva York.

Impartió la cátedra de Derecho Internacional Público en la Escuela Libre de Derecho de 1931 a 1941; en 1938 fue designado profesor titular de Derecho Internacional Público en la Facultad de Derecho de la UNAM.

En 1939 pasó una breve estancia en Monterrey, Nuevo León, donde fue profesor del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey; de 1939 a 1943 impartió Introducción a la Filosofía en la Escuela Nacional Preparatoria.

En la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM impartió las cátedras de Filosofía Griega, Filosofía de los Valores y Filosofía de la Religión, además dirigió el Seminario de Traducción. Y en 1946 y en 1954 fue director interino del Centro de Estudios Filosóficos de la UNAM.

Fue director del Departamento de Humanidades, y profesor de Filosofía en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey de 1947 a 1948.

En 1951, con motivo del cuarto centenario de la fundación de la UNAM, pronunció la “Oratio Athenagorica in laudem Mexicanae Universitatis”. En 1979 concluyó su última misión diplomática en Europa, y regresó a México para fungir como presidente de la Comisión Consultiva de Política Exterio. Dictó en 1981, en la Academia de Derecho Internacional de La Haya, Holanda, el curso titulado “Le ius cogens internacional, sa genèse, sa nature, sa fonction”, el cual fue publicado en el Recueil des Tours.

A propuesta del canciller Bernardo Sepúlveda, el 1° de enero de 1985, el presidente Miguel de la Madrid decretó su jubilación, por lo cual fue dado de baja con una pensión misérrima, siendo reforzada el 18 de marzo de 1992 con el nombramiento de embajador eminente, dado por el presidente Carlos Salinas.

Retirado del Servicio Exterior, la UNAM lo readmitió como investigador, con el más alto tabulador en el Instituto de Investigaciones Filosóficas, en donde fue el responsable del Seminario de Griego Filosófico. En el Panteón Francés de la Ciudad de México fue sepultado, en su lápida sepulcral se escribió la siguiente frase latina: “Verbo, scripto, vita, docuit , es decir, “enseñó con su palabra, con sus escritos, con su vida”.