Pablo Cabañas Díaz/Noticias y Debate M3   

CDMX, 21 de junio, 2021.-Alejandro Francisco Rossi Guerrero (1932-2009), se graduó en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Llevó cursos de especialización en Friburgo de Brisgovia y posteriormente en la Universidad de Oxford, Magdalen College.   

Fue profesor en la Facultad de Filosofía y Letras e investigador en el Instituto de Investigaciones Filosóficas de la UNAM desde 1958. Dio cursos y conferencias en diversas instituciones culturales y universitarias de México y del extranjero.   

En el año 2000 recibió el Premio Nacional de Lingüística y Literatura y siete años después se le otorgó el Premio Xavier Villaurrutia por su novela con tintes autobiográficos Edén. Vida imaginada.   

De 1993 a 2003, Rossi se impuso la costumbre de grabar sus reflexiones políticas, literarias y filosóficas. El resultado fue más de mil cuartillas transcritas por dos secretarias. Su diario debe considerarse parte de su obra literaria. Entre sus páginas se puede conocer su visión de la literatura como refugio, como espacio para inventar mundos y, sobre todo, como una forma de vivir.   

“Escribir no es algo ajeno al cuerpo, es otra de sus habilidades, pertenece a él. Escribir no está fuera, sino forma parte del cuerpo, como hacer el amor, comer, caminar” se lee en uno de los fragmentos de su diario.   

Su obra más conocida como filósofo es el libro “Lenguaje y Significado”, editado por primera vez hace 51 años bajo el sello de Siglo XXI Editores. Sin embargo, el amplio renombre internacional que alcanzó a partir de los años ochenta se debe más a su obra literaria, que empezó a desarrollar en 1973 a través de una columna mensual en la revista Plural, Manual del distraído, que en 1978 se convertiría también en el título de su libro emblemático   

Su mejor libro es a mi parecer el Manual del distraído, publicado en 1978 en donde narra los más diversos asuntos lo que no había dicho antes nadie. Fue cofundador y codirector de Crítica. Revista Hispanoamericana de Filosofía. Miembro del Consejo de redacción de la revista Plural y miembro fundador y director interino de la revista Vuelta. Becario de la Fundación Rockefeller y de la Guggenheim Memorial Foundation. Estuvo en la Junta de Gobierno de El Colegio de México y del Fondo de Cultura Económica.   

Recibió la distinción del Águila Azteca, otorgada por el Gobierno de México y la Orden Andrés Bello, concedida por el gobierno de la República de Venezuela. Los reyes de España y el Gobierno le otorgaron la Encomienda de Número de la Orden de Isabel la Católica.   

 Fue creador Emérito del Sistema Nacional de Creadores de Arte. Investigador Emérito de la UNAM; doctor honoris causa por la UNAM y por la Universidad Central de Venezuela. Premio Universidad Nacional en el área de Creación Artística y Extensión de la Cultura, y Premio Nacional de Lingüística y Literatura; Premio Xavier Villaurrutia. En 2008, las autoridades universitarias le entregaron la medalla conmemorativa por los 50 años de antigüedad como docente en la UNAM.