Mario Ensástiga Santiago/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 11 de noviembre,  2019.-  Continuamos con la revisión de las propuestas para incrementar los recursos a los municipios en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2020, documento elaborado por la Conferencia Nacional de Municipios de México (Conammm) y aunque el proceso de gestión de las autoridades municipales de diferentes filiaciones políticas ante el gobierno federal, no ha terminado y tras varios encuentros y desencuentros, finalmente sí habrá más recursos para los municipios.  

El Fideicomiso Fondo de Desastres Naturales (FONDEM) es parte del Ramo 23 de “Provisiones Salariales y Económicas”, para llevar a cabo acciones preventivas y atender los daños ocasionados por fenómenos naturales, cuando los daños ocasionados superen la capacidad financiera y operativa de los gobiernos locales y en el marco del Sistema Nacional de Protección civil.

A la luz de las experiencias de los desastres naturales de los últimos años, los presidentes municipales demandan que se modifiquen las reglas de operación y se incrementen los montos a  los subsidios y apoyos, para que sean eficientes, eficaces y se evite la corrupción por la ausencia de reglas claras y diseño institucional.

El Fondo Nacional de Habitaciones Populares (FONHAPO) es un organismo sectorizado de la Secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), tiene como objetivo otorgar subsidios a familias en situación de pobreza para construir, ampliar y mejorar sus viviendas, del 2019 al 2020, se observa una importante baja de recursos, por lo que se pide se incrementen.

Los ramos 23, 28 y 33 presentan la siguiente situación, por ejemplo el ramo 23 a pesar de tener un incremento de casi el 11 %, continúa la ausencia en cuanto a las reglas de operación en la distribución de algunos de sus recursos; el ramo 28 para las participaciones a las entidades federativas y municipios, aún y cuando tienen un crecimiento, en lo real decrece  el 0.5%. 

El ramo 33 es el mecanismo presupuestario diseñado para transferir a los estados y municipios recursos para fortalecer capacidad de respuesta y atender demandas de los gobiernos municipales en los rubros de educación, salud e infraestructura básica, ciertamente el PEF 2020 presenta un crecimiento de 3% en términos nominales, sin embargo, considerando la tasa inflacionaria del 3% prevista, no hay incremento real, por lo que la propuesta obligada es de incrementar los recursos.

Hay otros rubros y derechos de los municipios, que también señalan y piden que haya ajustes e incrementos, por ejemplo, las tarifas de energía eléctrica para los municipios con la Comisión Federal de Electricidad; las tarifas de agua a fin de que puedan cubrir las deudas que tienen por este concepto y continúen brindando el servicio de agua potable de manera eficaz y eficiente; el cobro de impuesto predial a establecimientos federales y estatales, así como a empresas productivas del Estado, además de empresas concesionarias.

Se pide que sea reconocida la personalidad jurídica de la CONAMM como instancia de derecho público a través de sus representantes formales y esta sea administrada por los propios municipios y beneficio de ellos, que el gobierno federal lleve a cabo acciones que atiendan los problemas de los municipios y exista una estrategia nacional de profesionalización en la gestión municipalista.

Los presidentes municipales asumen el compromiso de reconocimiento de que son muchos los desafíos a los cuales se enfrentan, sin embargo reiteran el compromiso de velar por la integridad de las comunidades y la mejora de las mismas, para lo cual, además de expresar el incremento en los rubros ya señalados en las 3 partes de esta colaboración se comprometen a ejercer los recursos asignados de manera transparente, eficiente y austera; continuar implementando los esfuerzos para incrementar la recaudación predial; impulsar desde lo local, sistemas para la profesionalización y certificación en todos los niveles de funcionarios públicos municipales; y trabajar de manera coordinada con las instancias del gobierno federal a fin de llevar a cabo proyectos conjuntos para el desarrollo municipal.

A manera de conclusiones generales, puedo decir, sin que haya conclusiones finales porque el proceso está por terminar a más tardar el próximo viernes 15 de noviembre por mandato de ley, con la aprobación del PEF 2020 veremos en que queda finalmente la demanda municipalista iniciada a las puertas del palacio nacional el pasado 22 de octubre; lo que es cierto es que se ha iniciado un proceso por demás interesante que seguramente va a continuar en relación a las repercusiones políticas que tenga los próximos meses.

1.-Se han abierto espacios de diálogo y negociación entre las diversas asociaciones municipalistas por partido político y la Conamm con la federación (Segob, Cámara de Diputados y SHCP), alcanzando la promesa de ampliar los recursos por 32 mil millones de pesos de participaciones para municipios y estados en el 2020.

2.-Aun cuando el pliego petitorio expresado por el documento de la CONAMM, es esencialmente economicista, el incremento que se dé, no va a generar y a cambiar la situación de una manera palpable y contundente, si no se va más allá de sólo demandas económicas, estaremos atentos para ver una vez más, si la reflexión y lectura política de este proceso, tienen más tintes de la disputa política que por ir más allá y plantear cuestiones más estratégicas como la reforma municipal integral, que contemple no sólo más  recursos económicos a los municipios, sino también hay que abordar otras cuestiones como la reforma fiscal y el sistema fiscal, y el nuevo diseño político institucional de los ayuntamientos y gobiernos locales.

3.-Hasta este momento los gobiernos municipales de extracción panista han sido los más interesados de llevar las justas demandas municipalistas a la federación, ciertamente han participado autoridades municipales de otros partidos políticos como los del PRI, PRD y Morena, vamos ver si en verdad es un movimiento que va más allá y por encimas de los intereses de los partidos políticos, la verdad en lo personal no lo creo, creo que está más vinculado a la disputa política en curso rumbo al 2021, año en que habremos de celebrar las primeras elecciones intermedias de la nueva etapa de la vida política del país.

4.-Se presenta de nueva cuenta, la oportunidad para fortalecer la Conamm, como el espacio de coordinación de la gran mayoría de gobiernos municipales del país, independientemente de la filiación política, tal cual las hay en otras partes del mundo.

5.-El gobierno de la 4t y Morena, deben estar pensando seriamente en sus debilidades y ausencias en relación a construir su agenda política y organización municipalista a nivel nacional, si no quieren que la bandera del fortalecimiento y desarrollo municipal del país desde lo local, siga en manos de los opositores de la cuarta transformación de la República.