Miss Edi Toriales/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 7 de julio, 2019.- El sobre peso y la obesidad representan un grave problema de salud en México y muchos otros países, y seguir un plan alimenticio adecuado es algo que no forma parte de la cultura en la mayoría de las personas.

Llevar a cabo un régimen de alimentación apropiado depende de una gran cantidad de factores que van desde el aspecto económico, social, psicológico, pero sobre todo cultural.

Por lo tanto, llevar a cabo una dieta cuando ya se tienen problemas de sobre peso es complicado por la falta de recursos económicos suficientes, así como el tiempo que se requiere para preparar alimentos saludables, pero lo más difícil es el aspecto social y cultural.

De hecho, lo peor en una dieta son las explicaciones, basta que una persona diga “estoy a dieta”, para que de inmediato surjan voces que cuestionen los motivos: “¿Pero por qué, si ni estás tan gordo?”. O los que se asumen como nutriólogos improvisados: “nombre, nada más deja de comer pan, o haz un poco de ejercicio y ya”. Los chistosos: “tú come lo que quieras y deja que el cuerpo agarre la forma que quiera”. También los condescendientes: “por un poco que comas de estos tacos, dulces, pasteles o garnachas no te va a pasar nada”.

En la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT) 2016, se reveló que siete de cada 10 adultos continúa padeciendo exceso de peso, respecto a la cifra de 2012 de 71.2 por ciento. Se observa un aumento en las cifras de sobrepeso y obesidad en mujeres adultas (75.6 por ciento).

En México, el tema de la obesidad se ha convertido en un problema de seguridad nacional, pero mientras sigan prevaleciendo los aspectos sociales y culturales, es difícil abatirlo, por más campañas que realicen los gobiernos. Así pues, no se puede.