Miss Editoriales/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 23 de enero,  2019.- En medio de la tragedia ocurrida el pasado 18 de enero, en la que 98 personas murieron al estallar una toma clandestina de gasolina en Tlahuelilpan, Hidalgo, es increíble que surjan noticias falsas que se propaguen rápidamente y que afecten gravemente a los afectados por este lamentable hecho.

Me refiero a la información que circuló el redes sociales, a escasas horas de ocurrida la explosión, en la que se aseguraba que los familiares de las personas que fallecieron estaban exigiendo al gobierno una indemnización de diez millones de pesos por cada muerto y cinco millones por cada herido.

Esta fake news o noticia falsa se hizo viral rápidamente en las redes sociales, lo que ha ocasionado críticas y ataques arteros en contra de quienes murieron o resultaron lesionados en la explosión de Tlahuelilpan; tampoco han faltado las sátiras, memes y chistes en torno a este tema.

Al respecto, familiares de las víctimas han salido a desmentir tal información, e incluso el gobernador de Hidalgo, Omar Fayad, afirmó que ninguna familia le ha pedido dinero como indemnización. Pero desde luego estas aclaraciones no han circulado a la misma velocidad que la falsa noticia inicial.

¿Cuál es la intención al propagar este tipo de noticias falsas, tan arteras y destructivas? Si la idea es dividir al país en sus opiniones sobre el tema el objetivo se logró, aunque no alcanzo a vislumbrar qué y quién sale ganando con todo esto.