Morelia, Mich., 17 de abril, 2020.- En estos tiempos en que la pandemia del coronavirus genera miedo e incertidumbre, debe prevalecer la tranquilidad y sobre todo nobleza de los mexicanos por encima de las actitudes violentas dentro y fuera de casa, señaló la activista Selene Vázquez Alatorre.

Indicó que los habitantes de este país hemos padecido situaciones graves y siempre hemos demostrado la capacidad para recomponernos cuando algo malo nos pasa, pero no las actitudes discriminatorias y violentas, sobre todo hacia el personal de salud que no es un enemigo, sino por el contrario, es la gente que nos puede ayudar en estos momentos.

Resaltó que es importante el cuidado de la salud física a la que se le está dando prioridad ante el Covid-19, pero lo es también la salud mental para evitar caer en situaciones de violencia dentro y fuera del hogar.

“Tenemos que hacer lo posible por estar sanos mentalmente, los mexicanos tenemos una gran capacidad de resiliencia, es decir para recomponernos cuando algo malo nos pasa, ser despreocupados y a veces hasta irreverentes, ante situaciones graves o de emergencia”.

La especialista en Derechos Humanos indicó que es indispensable cuidar  nuestra salud mental, “de modo que seamos capaces de ver que no son nuestros enemigos los médicos ni las enfermeras ni el personal de salud, que bastante hacen con arriesgar su vida para atender a los enfermos como para que sean agredidos en la calle”.

Dijo que resulta inadmisible que las personas que eventualmente tienen que salir a la calle porque  tengan que ir a comprar algo para comer o por ir a trabajar, agredan al personal médico, “eso es muy grave porque son el primer frente y de hecho los únicos que nos pueden ayudar en el momento de la máxima emergencia”.

Vázquez Alatorre agregó que ese tipo de actitudes son producto del miedo, pero es absolutamente injusto, por lo que insistió en que debe prevalecer la calma y la confianza en quienes arriesgan su vida y la de sus familias por la salud pública.

Mejor hay que reconocer, apuntó, el esfuerzo de gente que ha comprendido la gran importancia que tiene el personal sanitario. En ese sentido comentó que no solamente hay noticias malas sino buenas también, como el hecho de que algunas líneas de taxi de Michoacán están ofreciendo servicio gratuito al personal sanitario, médicos, enfermeras, camilleros, incluso personal administrativo que trabajan en hospitales, para llevarlos a su domicilio cuando salgan de su turno.

También personas en lo individual o con pequeñas, medianas o grandes empresas que se han solidarizado con las personas que, ante la contingencia, enfrentan situaciones difíciles en materia económica. Eso habla de la nobleza del mexicano,