Miss Edi Toriales/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 28 de agosto, 2019.- Cómo olvidar el 28 de agosto del 2016, fecha en que falleció el cantante y compositor michoacano Alberto Aguilera Valadez, mejor conocido como Juan Gabriel, pues la conmoción, la tristeza de muchos, la saturación de la noticia en los medios y también el buen humor de los mexicanos se hicieron presente.

Alrededor de las 4 de la tarde de ese domingo 28 de agosto, se confirmó la noticia de que Juan Gabriel había fallecido víctima de un infarto, en California, Estados Unidos.

Las reacciones fueron de todo tipo, sobre todo de sorpresa y hasta de incredulidad; ese mismo día llegaba a su fin la serie que sobre la vida del cantante transmitió TV Azteca, parecía demasiada coincidencia.

Pero pasado el asombro, de inmediato salió a relucir el ingenio de los mexicanos y empezaron a surgir en redes sociales frases, memes y chistes de humor negro en torno al suceso; en respuesta, muchos ponían caritas sonrientes, pero también muchos mostraron su indignación ante lo que consideraron una falta de respeto.

“Juan Gabriel ya está en un mejor lugar… en un lugar de ambiente, donde todo es diferente, donde siempre alegremente bailará toda la noche ahí…” Esta fue una de las decenas, tal vez cientos de frases que ese domingo empezaron a circular en las redes sociales luego de que se confirmara la muerte del Divo de Juárez.

A través del whats app circuló el meme con la foto del michoacano y la frase “Juan Gabriel ha dejado el grupo”. Le siguieron frases como “-¿Están seguros que Juan Gabriel ya no respira nada, nada, nada? –Que no, que no”.

No faltó quien subió la foto de un boleto para un concierto el 10 de diciembre del 2016 diciendo “Remato al 50 por ciento, urge”. Claro que para ese entonces no se sabía que habría quien asegurara que el cantante sigue vivo, si no, a lo mejor sí lo hubiera vendido.

Por otro lado, el folclor mexicano también se dejó sentir a través de personas que salieron con matracas a las calles para expresar su “tristeza” por la muerte del divo; en Guerrero, automovilistas pintaron en sus cristales su pésame y en Garibaldi, los mariachis entonaron sus canciones como homenaje.

Las comunidades artística, deportiva y política expresaron su pesar por la muerte de Juan Gabriel, empezando por el presidente Enrique Peña Nieto quien ordenó abrir las puertas del Palacio de Bellas Artes para que se le rindiera un homenaje de cuerpo presente. Así fueron esos días.