Redacción/Noticias y Debate M3

CDMX, 6 de febrero, 29019.- El presidente Andrés Manuel López Obrador encabezó la presentación del  plan en apoyo de los trabajadores que pagan créditos de vivienda en el  
Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores  (Infonavit). Se trata, dijo, de una medida perfectible que se implementará a lo  largo del sexenio y que se mejorará conforme a su aplicación.

Con ésta se pretende, principalmente, ayudar a aquellos beneficiarios  que actualmente pagan sus créditos pero que tienen dificultades para  solventarlos porque su deuda ha ido creciendo por intereses u otros  factores.

La nueva política nacional de vivienda involucra al Infonavit, a la  Secretaría de Desarrollo Territorial y Urbano, y a la Comisión  Nacional de Derechos Humanos, con el objetivo de garantizar el derecho  a la vivienda adecuada, asequible y cercana a los centros de trabajo.

En conferencia de prensa matutina el jefe del Ejecutivo sostuvo que en  este gobierno se acabará la corrupción y el negocio de la construcción  masiva de departamentos entregados a empresas inmobiliarias vinculadas  con políticos.

Afirmó que no se construirán más casas de 30 metros cuadrados; tampoco  unidades habitacionales ubicadas en zonas bajas, con riesgo de  inundación o sobre cerros.

“No se van a seguir construyendo huevitos de 30 metros, que son  contrarios a los derechos y a la dignidad de las familias, se acaba la  corrupción, no se va a seguir construyendo unidades habitacionales en  zonas bajas, inundables, sólo porque dan los permisos autoridades a  
cambio de sobornos.

Ya no se van a devastar cerros, es totalmente contrario al medio  ambiente, y yo no sé por qué en esos tiempos los ambientalistas no  decían nada”, remarcó.

El director del Instituto, Carlos Martínez Velázquez, detalló que a  partir de los ahorros en el Infonvit, el programa de Responsabilidad  Compartida cambiará de salarios mínimos a pesos los créditos.

Es decir, quienes accedan al programa tendrán el beneficio de  descuento a su saldo total del 55 por ciento en promedio; una nueva  tabla de pagos y tasa fija, además de un apoyo mensual al pago para  que en la historia de su crédito no vuelva a crecer su saldo mensual.

“Se va a quedar congelado en su última mensualidad y eso será el resto  
de la vida del crédito. Esto podrá dar certidumbre y planeación  financiera a las familias”, enfatizó.

Explicó que anteriormente “los créditos estaban denominados en  salarios mínimos, eran más difíciles de pagar para ciertos  trabajadores, particularmente aquellos cuyo salario nominal no crecía  al mismo ritmo que se actualizaba el saldo total de la cuenta, que se  actualizaba con el salario mínimo o recientemente con la Unidad de  Medida y Actualización.

Esto hizo que los trabajadores que los trabajadores, a pesar de que  pagaban sus créditos y que seguían teniendo un empleo formal, vieran  incrementarse su saldo cada mes a pesar de que pagaron”.

En la primera etapa el plan incorporará a un estimado de 194 mil 875  trabajadores y a lo largo de la administración se tiene previsto  llegar a un total de 745 mil trabajadores.