José K/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 20 de noviembre, 2019.-Es normal que los dirigentes y militantes  distinguidos de las diferentes fuerzas políticas demanden en estos momentos mayor democracia, aunque la mayoría de los partidos han hecho todo lo contrario para tomar en cuenta en las decisiones políticas a la mayoría de los ciudadanos.

El presidente Obrador dijo la mañana de este día que no intervendrá en las decisiones que se tomen al interior de Morena, porque se acabaron los tiempos en que el presidente de la República era también el dirigente del partido.

Exhortó a todas las fuerzas partidistas a que resuelvan sus diferencias por la vía democrática y se erradiquen las prácticas totalitarias al interior de los partidos. Sostuvo que ya no habrá manipulación electoral, como anteriormente se acostumbraba. “Todo esto se va a terminar”.

Dijo que no hará ningún pronunciamiento en torno a la vida interna de Morena, porque no le compete meterse en la vida un partido, y tampoco se reunirá con dirigentes partidarios, ya que eso significaría caer en la doble moral de los conservadores.

Hay que admitir que panistas, priistas, perredistas, entre otros, que ahora que son oposición se volvieron demócratas, liberales y justos, pero no les toca jugar otro papel, porque saben bien que con el paso de los años, y las mismas contradicciones que hay en Morena, tienen la oportunidad de volver por sus fueros, aunque eso signifique nuevas catástrofes para México, pero tal parece que así es la democracia que viene.