Miss Editoriales/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 5 de marzo, 2019.- Los especialistas en diversas materias son quienes tendrán que analizar el fenómeno social que está resultando el presidente Andrés Manuel López Obrador, pero al análisis de una simple mortal, diría que la aceptación tan elevada que registra previo a cumplir sus primeros cien días de gobierno, es directamente proporcional al nivel de descontento y hasta hartazgo de los mexicanos con respecto a las últimas administraciones. Revela la necesidad que tenemos de creer que un cambio por fin será posible.

El periódico El Financiero publicó una encuesta en la que se establece que López Obrador registra un nivel de aprobación ciudadana de 78 por ciento, y señala que el 82 por ciento apoyaría que “sí continúe” al frente del Poder Ejecutivo si hoy hubiera una consulta de revocación de mandato.

La encuesta en mención indica también que el 52 por ciento de los ciudadanos que califican favorablemente al presidente López Obrador, lo aprueban por lo que ha hecho hasta ahora, en tanto, el 47 por ciento lo aprueba por lo que esperan que haga, es decir las expectativas en torno a su gobierno siguen siendo muy altas.

Se revela que Vicente Fox había registrado un 70 por ciento de aprobación al inicio de su gestión, es de suponerse que igual que en esta ocasión, al tratarse de una alternancia en el poder que dejó al PRI fuera del gobierno.

Sin duda el Presidente López Obrador tiene sus propios méritos, pero la forma como sigue creciendo su nivel de aceptación basado en lo que ha hecho en estos casi cien días, pero sobre todo en lo que la gente espera que haga en el resto de su gestión.

En mi opinión, estos resultados hablan no de un grado de fanatismo, sino de la imperiosa necesidad de los ciudadanos de creer que alguien por fin va a cambiar la realidad en nuestro país. Mucha responsabilidad para un solo hombre.