Ernesto Martínez Elorriaga/Noticias y Debate M3  

Morelia, Mich., 26 de noviembre, 2020.-El doctor Mireles había sobrevivido a la lucha contra el crimen organizado; lo mismo que en el desplome de una avioneta y a los tratos inhumanos durante los más de tres años que estuvo preso.  

Sin embargo, por una falla renal, la tarde de este 25 de noviembre murió el  ex líder del grupo de autodefensas de Tepalcatepec y en la actualidad subdelegado del ISSSTE, José Manuel Mireles Valverde, quien fue internado en el hospital de esta misma institución, ubicado en las inmediaciones de Morelia, el pasado 3 de noviembre por presentar síntomas de Covid 19, informó el director Normativo de Salud de la dependencia federal, Ramiro López Elizalde.   

En los primeros días de ser internado el ex líder de autodefensas y luchador social presentaba síntomas de enfermedad respiratoria como pulmonía atípica. El pasado 6 de noviembre Mireles Valverde dio a conocer a través de su cuenta en Twitter que había dado positivo a la prueba de Covid19.    

Debido a las complicaciones, el pasado fin de semana fue trasladado a terapia intensiva, informaron en su momento sus familiares. Incluso reconocieron que el doctor Mireles se encontraba entubado y con un estado de salud muy delicado.   

Por descartar la orden de desarme del entonces comisionado para el desarrollo de Michoacán, Alfredo Castillo, el ex líder de autodefensas fue detenido en junio de 2014 y permaneció en prisión en penales del norte del país, hasta el 11 de mayo de 2017, acusado de portar armas de uso exclusivo del Ejército mexicano.   

Mireles encabezó a grupos de autodefensa en 2013, pero sobre todo en 2014 cuando logró un liderazgo al extender el movimiento de autodefensas por más de 30 municipios de Michoacán.   

El doctor Mireles  quien tenía su residencia en Tepalcatepec, su sumó  al movimiento de autodefensas desde el 24 de febrero de 2013, paralelamente que lo hicieron los guardias comunitarios de la vecina población de Buenavista Tomatlán para combatir al cartel de Los Caballeros Templarios que no solo cobraban cuotas a comerciantes, agricultores y ganaderos, sino que extorsionaban, secuestraban y asesinaban a personas.   

Primero fue vocero de los autodefensas de Tepalcatepec y estuvo al lado del Comandante Cinco. Sin embargo, meses después asumió su propio liderazgo y armó su propio grupo para extender la lucha a municipios como Tancítaro, Apatzingán, La Huacana y Lázaro Cárdenas, donde fue detenido con un centenar de seguidores.   

Mireles fue encarcelado en el penal federal de Hermosillo, Sonora, en noviembre de 2016 y en 2017 fue trasladado al penal de Nayarit. Las condiciones de la reclusión fueron inhumanas porque no lo ayudaron cabalmente con sus padecimientos. Cuando salió de la cárcel declaró; “tengo que ir a un chequeo del corazón y los problemas que traigo, porque sufrí tres pre-infartos, un infarto, traigo lesiones de la columna vertebral, y traigo un poco descontrolada todavía la diabetes”.