Martín Martínez E/Noticias y Debate

CDMX, a 8 de marzo, 2019.- El mundo del sector de la construcción significa un gran reto para los miles de profesionales que se dedican al ramo, pero aún más para las miles de mujeres que participan como profesionales en la materia y tienen que ganarse el respeto y reconocimiento, pues ellas representan el 11 por ciento de la fuerza de trabajo en este rubro.

El ingreso no es fácil y para muestra de ello, Mota Engil México recogió las voces de las grandes guerreras que se desempeñan en este campo profesional y lo difundió en un video corto de YouTube.

Entre los testimonios destacan que en las facultades de ingeniería de las distintas universidades, tanto de México como en América Latina, la matrícula se integra por hombres en un porcentaje muy superior al de las mujeres, que va del 80 al 90 por ciento, por lo que las mujeres deben demostrar desde el inicio que pueden desarrollar las tareas propias de la carrera como cualquier hombre lo haría.

Entre los comentarios comunes que reciben principalmente de los maestros al inicio de la carrera señalan: “esto no es corte y confección”; “que hacen aquí, las mujeres a su casa”; “no puedes hacer esto”. Una vez egresadas de las universidades tienen que abrirse camino para su contratación en una constructora.

En los primeros trabajos las mujeres son víctimas de discriminación aunque tengan una sobre calificación para realizar las tareas de supervisión en la obra, entre los testimonios hay coincidencia en que en la mayoría de los casos el simple hecho de ser mujer dificulta el ingreso al ámbito laboral de este sector, pues se piensa que la condición de mujer dificulta la relación con los albañiles, ayudantes, operadores y peones en general. En este sentido, se pone en duda el carácter de la mujer, quien al iniciar una supervisión de obra en un principio recibe chiflidos por parte de los trabajadores y tiene que imponer respeto para asumir la responsabilidad.

No obstante, se tiene que reconocer que gradualmente hay una apertura mayor a su contratación de tal manera que actualmente ya son varias las obras de construcción que son supervisadas por mujeres.

Finalmente, en el material audiovisual que circula en las redes sociales, se menciona que la empresa líder en la construcción, Mota Engil México, refrendó su compromiso con las mujeres al señalar que fortalecerán las acciones necesarias para: la no discriminación; no a las barreras; facilidad para el trabajo en la obra; posibilidades reales de ascenso; todo esto, para ir en el camino correcto que permita la equidad de género en el sector de la construcción.