Ernesto Martínez Elorriaga/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 2 de septiembre, 2019.- “Moralmente los conservadores están derrotados”, afirmó el presidente Andrés Manuel López Obrador al rendir su Primer Informe de Gobierno. En Palacio Nacional admitió que no hay crecimiento económico pero tampoco recesión.

Entre los invitados estuvieron presentes los empresarios Germán Larrea, Carlos Slim y Carlos Salazar. Por alguna razón se les olvidó invitar a Carlos Bremer, quien fue el comprador de la residencia de las Lomas de Chapultepec que perteneció al chino-mexicano Zhenli Ye Gon. El mensaje es que hay una buena relación  con los grandes capitales nacionales.

El problema de la seguridad y violencia son saldos pendientes nada fácil de superar. No obstante Obrador insistió en que hay que atender las causas que provocan estos flagelos. Son 8 millones adultos mayores los que reciben su pensión de 2 mil 550 pesos bimestrales y se han extendido becas en todos los niveles a 10 millones 90 mil estudiantes.

Además no han subido los impuestos, tampoco hay nuevos, no ha crecido la deuda; la inflación ha bajado a 3.8 por ciento; si acaso el peso se ha deslizado un poco frente al dólar, pero sin mayores consecuencias.

Finalmente los resultados son aceptables, pero sobre todo logró combatir de lleno la corrupción y la pobreza. Quedan muchos pendientes en materia de seguridad, porque estamos viendo que la situación  en varias entidades del país se está descomponiendo. En cuanto a materia económica, es varias partes del país se asoma una pequeña recesión que debe ser frenada. “