José K/Noticias y Debate M3  

Morelia, Mich., 27 de agosto, 2021.- Debido a la violencia registrada en los últimos seis meses, suman más de 4 mil personas que han huido de la violencia generada por el crimen organizado, sobre todo en municipios como Aguililla, Buenavista, Coalcomán y Tepalcatepec, aseguró el presbítero de Apatzingán Gregorio López. Mientras que el dirigente de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), Gamaliel Guzmán, aseguró que unos 500 maestros abandonaron las aulas por la inseguridad en las regiones de Tierra Caliente, Sierra y Costa de Michoacán.   

El mejor conocido como Padre Goyo, informó que en la última semana fue necesario instalar más refugios para atender a desplazados de 10 comunidades del municipio de Tepalcatepec, entre ellas: Las Mesas del Terrenate, La Limonera, Los Cuchis, Los Tamarindos, Las Truchas y Las Juntas.   

Tan solo en la tenencia de El Aguaje, municipio de Aguililla, huyeron más de 3 mil personas, luego de que esta población ubicada a 48 kilómetros de la cabecera municipal se convirtió en campo de batalla por los enfrentamientos entre el Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y Carteles Unidos de Michoacán.   

Del municipio de Aguililla huyeron otras familias, tanto de la cabecera municipal como en localidades como El Platanillo, La Calabaza y El Charapo el pasado mes de abril. En Coalcomán, Tepalcatepec y algunos pequeños poblados del municipio de Buenavista inició el éxodo desde hace por lo menos cuatro semanas, cuando se registraron enfrentamientos, cortes de la energía eléctrica y cortes de carretera, además de la presencia de grupos armados.   

El padre López manifestó que los habitantes de estas regiones demandan con urgencia la presencia de fuerzas de seguridad porque son muchas las familias que han perdido su patrimonio y su forma de vida como en El Aguaje que es ahora un pueblo fantasma y eso que está al borde de carretera, mientras que las rancherías más alejadas se encuentran totalmente abandonadas.   

En tanto, el dirigente estatal de la CNTE, Gamaliel Guzmán, declaró a medios de información local señaló que tienen un registro de 500 maestros de las regiones de Tierra Caliente, Sierra y Costa que solicitaron su cambio de adscripción a otros centros educativas por la inseguridad y violencia. “Tampoco los recién egresados de las normales aceptan cubrir plazas en esas regiones, si acaso solo los que son de esa zona”.   

“En el caso de El Aguaje las escuelas primarias, secundaria y bachillerato quedaron totalmente abandonadas desde hace casi dos años porque la delincuencia se apoderó de la población y luego las casas fueron utilizadas como trincheras”, comentó el maestro Fernando N., quien estuvo al frente de grupo en Aguililla.  (Nota publicada en La Jornada)