Ernesto Martínez Elorriaga/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 17 de septiembre.- La producción de aguacate representa la principal fuente de ingresos para Michoacán, afirmó el gobernador Silvano Aureoles Conejo, es por ello que  se están buscan nuevos mercados en Europa y Asia para no depender solo del mercado norteamericano, porque es de alto riesgo. Ellos inventan cosas, lo mismo hicieron con  el camarón, el melón, el jitomate…, cuando tienen algún otro interés inventan una variable y aplican medidas unilaterales”.

En conferencia de prensa de prensa, celebrada en las oficinas oficiales de Casa de Gobierno, el mandatario estatal manifestó que se están buscando mecanismos de seguridad, para garantizar la integridades físicas no sólo de los 86 técnicos estadunidenses, sino la de todos los propietarios, cortadores y transportistas de este sector que  exporta  casi 900 mil toneladas de aguacate,  de estas 800 mil van para la Unión Americana.

Aureoles se refirió a la queja que envió la Oficina de Agricultura a los productores michoacanos, en el sentido de que exigen seguridad para  sus técnicos de sanidad vegetal, ya que  hace unos días, uno de sus empleados fue asaltado  y despojado de su vehículo en el municipio de Ziracuaretiro cuando realizaba labores fitosanitarias.

Dijo también que en el tema ambiental, es necesario regularizar todas las huertas, que son cientos, que no cuentan con el permiso de cambio de uso de suelo ni con los estudios de impacto ambiental. “El plazo se les acaba, porque una vez regularizadas podrán ser certificadas y esto ayudaría como una buena carta  de aceptación ante la amenaza de daños ambientales que puede ser todavía  más grave”.

En tanto, Ricardo Luna García, titular de la Secretaría de Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Territorial (Semaccdet) de Michoacán declaró que ante el amago del mercado estadounidense de restringir el ingreso de aguacate procedente de México, en particular, de Michoacán, el gremio requiere de una mejora en sus prácticas de producción para garantizar el cuidado de la naturaleza y obtener una certificación en materia ambiental.

“La apuesta de los aguacateros michoacanos ha sido la comercialización con Estados Unidos, lo que ha implicado dejar de lado otros nichos de alto valor, como Europa y Asia. Esto, debido a que una parte de estos mercados han incrementado sus exigencias, no sólo en torno de la calidad, la sanidad y la inocuidad del aguacate, sino también en la producción con un menor impacto adverso en el medio ambiente”.

 Luna García reiteró que los aguacateros locales enfrentan el reto, para mantenerse vigentes como proveedores de este fruto buscar la certificación en sustentabilidad ambiental, lo que representaría a Michoacán un mejor ingreso en el mercado europeo, más estricto en sus requerimientos para los alimentos de importación y con una demanda creciente de productos en fresco y procesados.

 “Hay el riesgo de terminar con la captación de agua, por la demanda del líquido por los aguacateros, y eso nos generará un grave problema social, ya hemos encontrado algunos focos críticos,  de ahí la urgencia de hacer algo  de inmediato.