Miss Editoriales/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 29 de mayo, 2019.- No ofrecen mucho consuelo las declaraciones del Papa Francisco: “El diablo le tiene bronca a México, es verdad”, al referirse principalmente al problema de violencia que enfrenta nuestro país.

En entrevista para Televisa, el Máximo Jerarca de la Iglesia Católica fue cuestionado por la periodista Valentina Alazraki sobre la declaración que él mismo había hecho hace cuatro años en el mismo sentido, en cuanto a que México estaba siendo castigado por el diablo. Reiteró que así sigue ocurriendo.

Dijo que “Las persecuciones a los cristianos que son persecuciones que en otros países de América no se dieron con tanta virulencia ¿por qué en México? Algo pasó ahí. Como si el diablo le tuviera bronca a México ¿no? porque si no, no se explica tanta cosa”.

De igual forma, la reportera le preguntó sobre el consejo que le daría al Gobierno de Andrés Manuel López Obrador para frenar la escalada de homicidios en territorio mexicano, a lo que Francisco recomendó concretar una política de diálogo y de pactos.

Tras esta respuesta, Alazraki le preguntó al pontífice su opinión sobre los pactos con los narcotraficantes como una alternativa para cesar la violencia en México. Francisco descartó esta opción. “A mí me suena mal. Es como si yo para ayudar a la evangelización de un país, pactara con el diablo, hay pactos que no se pueden hacer. El pacto político debe hacerse por el bien del país”, declaró.

La pregunta es ¿entonces qué tendremos que hacer? Si es el diablo el que tiene bronca con México, ¿será que nuestro país necesita ser exorcizado? O ¿a quién tendremos que recurrir para salvarnos?

Si esperábamos palabras de aliento, por ahora no las obtuvimos.