José K/Noticias y Debate M3

CDMX, 12 de noviembre, 2019.-México dio asilo al ex presidente de Bolivia Evo Morales y desde este lunes inició su viaje a nuestro país. Lo panistas no están de acuerdo con el asilo, y como de costumbre enseñaron el cobre.

El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard,  declaró  por la mañana de este lunes que se hará valer la tradición nacional de derecho al asilo a quien lo solicite, así como el respeto a los principios de no intervención y autodeterminación de los pueblos establecidos en la 
Constitución, al referirse al golpe de Estado en Bolivia.

“Esa es la postura del gobierno de México (…) Va a estar informando de manera permanente la SRE (…) Es un tema que amerita un seguimiento, una atención. Se harán planteamientos, como exhorto a la OEA, para que con urgencia convoque a reunión y se fije con claridad una postura. No 
al silencio”, enfatizó.

En tanto, el presidente Andrés Manuel López Obrador reiteró su reconocimiento a Evo Morales “porque prefirió renunciar a exponer la vida de sus conciudadanos. Eso es muy importante”.

El titular de la SRE, Marcelo Ebrard, sostuvo que lo sucedido en Bolivia es un golpe de Estado y que el gobierno mexicano hará valer los valores y principios constitucionales, entre los que se encuentran el derecho al asilo y la no intervención.

Expuso que el asilo es una tradición mexicana que data de siglos atrás; recientemente se ofreció a Evo Morales, quien  aceptó la propuesta.

Anunció que México solicitará reunión urgente de la Organización de los Estados Americanos (OEA) para emitir un pronunciamiento sobre la situación en Bolivia. “Los golpes militares nunca han traído algo positivo. Estamos preocupados”, apuntó el canciller.

Dijo que la lección para México y el resto de los países es solucionar las controversias a través de la paz y la democracia. “México no vería con buenos ojos ningún tipo de gobierno que no emane 
de un proceso electoral legítimo (…) Nunca ha sido compatible el uso de la fuerza con las democracias. Además del respeto legal, hay un respeto político. Seremos congruentes con los principios”, aseveró.

Agregó que la SRE estará al pendiente de diez mil connacionales que viven en Bolivia, a quienes se protegerá desde las embajadas y el consulado ante cualquier emergencia.

En tanto, el dirigente nacional del PAN, Marko Cortés, rechazó la decisión del gobierno mexicano de dar asilo al ex presidente boliviano Evo Morales.

A través de su cuenta de Twitter dijo: “Nuestro rechazo a la decisión del @GobiernoMX de dar asilo a quien violentó la voluntad popular para perpetuarse en el poder. La política exterior de #México debería estar comprometida con la defensa de la democracia y los derechos humanos. #NoAsiloADictadores”.