José K/Noticias y Debate M3  

Morelia, Mich., 17 de febrero, 2021..- Autoridades comunales mazahuas del municipio de Zitácuaro demandan respaldo  del gobierno federal para proteger los bosques y mejorar las condiciones de vida de miles de habitantes, que permita seguir abasteciendo de agua potable al Sistema Cutzamala que abastece del vital líquido al estado de México y a la capital del país.  

El comisariado ejidal de la comunidad de Cresencio Morales, Erasmo González comentó que cada vez es mayor la presencia de talamontes y el crecimiento demográfico, por lo que es urgente que las autoridades apoyen a las comunidades dueñas de los bosques donde se ubican los mantos friáticos. Nuestro ejido es dueño de 6 mil hectáreas de arbolado, pero requerimos respaldo económico para seguir cuidando de los recursos naturales, además de que se reconozca a nuestra policía comunal, porque las autoridades municipales y estatales no son de confianza”.  

Erasmo González dijo que los ejidos mazahuas de Francisco Serrato, Donaciano Ojeda, San Felipe de los Alzati, El Carpintero, entre otras, que suman más de 40 mil hectáreas están bajo amenaza de la delincuencia y se requiere con urgencia proteger los bosques que son los principales productores de agua, además de ayudar a todas estas comunidades que viven en pobreza.  

No solo las comunidades de Zitácuaro abastecen de agua al sistema Cutzamala, sino también municipios como Angangueo, Ocampo, Tuxpan e Irimbo. Exigen se les apoyo a los pueblos que protegen los bosques y requieren de apoyo por servicios ambientales de manera permanente.  

Cabe señalar que el gobierno de Michoacán que encabeza el perredista Silvano Aureoles ha insistido en que el gobierno federal debe pagar por servicios ambientes, debido a que la región oriente del estado aporta el 30 por ciento del total del agua potable consumida en los hogares de la capital mexicana y el Estado de México.  

El Sistema Cutzamala fue construido hace más de 80 años donde se llevan a cabo procedimientos hídricos de almacenamiento, conducción, potabilización y distribución del agua que inicia en la presa del municipio michoacano de Tuxpan, que continúa en otros municipios del oriente michoacano y del estado de México.  

En tanto, Marcial Pérez, autoridad del ejido de Donaciano Ojeda, comentó que nunca antes los bosques han sido tan amenazados, por el cambio de uso de suelo, sobre todo ahora que ha proliferado el cultivo de aguacate. “No hay que olvidar que los pueblos mazahuas están invadidos por el crimen organizado, y hace casi un mes que fueron asesinados 10 de nuestros compañeros”.