Miss Editoriales/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 4 de mayo, 2019.- El Senado de la República avaló la desaparición del Estado Mayor Presidencial (EMP), y se aceptó la propuesta de permitir que la Secretaría de Seguridad Pública conforme un cuerpo de seguridad especializado en la protección del presidente de México y de las instituciones.

Al respecto, el senador por Morena, Ricardo Monreal, señaló hace unos días que en su opinión, será decisión del Presidente de la República aceptar o no el esquema de seguridad.

En virtud de las condiciones de violencia que prevalecen en el país, y mayormente debido a las amenazas que ha recibido López Obrador, lo más conveniente sería que aceptara, pues aunque hay muchas personas que no simpatizan con él y con su forma de gobernar, el hecho de que llegara a ser víctima de algún ataque no conviene de ninguna forma al país.

Y no es que no sólo es la preocupación por una persona –a nadie se le desea algo malo- sino porque se trata de quien que nos representa a todos los mexicanos, hayamos o no votado por él.

La ausencia temporal o definitiva de la máxima autoridad generaría un caos en materia de gobernabilidad, económica, política y social de graves consecuencias; y luego, otra vez un proceso para elegir un nuevo representante, los costos en todos los ámbitos serían incuantificables.

El Presidente siempre ha dicho que confía en que el pueblo lo cuida, pero por las dudas, debería aceptar mayores condiciones de seguridad, es lo más conveniente.