Ernesto Martínez Elorriaga/Noticias y Debate M3  

Morelia, Mich., 21 de agosto, 2020.-En Michoacán se documentaron más de 140 casos de abuso sexual en 2019, de acuerdo a la Fiscalía General del Estado, y datos periodísticos revelan que en lo que va de este año suman al menos 96.  “Sabemos que son muchos más de estos ilícitos que no se denuncian”, afirmó la diputada local Gabriela Ceballos Hernández, al presentar la iniciativa de reforma al Código Penal para que se persiga de oficio este delito, así como el de turismo sexual cometidos en contra de menores de edad o con alguna discapacidad.    

En el caso de abuso y turismo sexual la mayoría de las veces se gesta desde el núcleo familiar o en un entorno donde el menor siente confianza por tratarse de figuras cercanas a los menores”.     

La iniciativa de ley también plantea que los perpetradores de los delitos sexuales reciban atención psicológica o psiquiátrica y tengan vigilancia de la autoridad, para que se les restrinja acercarse a las víctimas o residir cerca de ellas.    

Recientemente se publicó en medios de información local de Ciudad Lázaro Cárdenas el caso del de una niña de 12 años cuyo padrastro la metía en la cajuela del auto para ingresar a los moteles y obligaba a la menor a ver pornografía para después abusar de ella. Víctor V fue detenido por la Fiscalía General de Justicia del Estado por los delitos de violación y abuso sexual   

La legisladora panista propuso en sesión virtual del Congreso local, celebrada este miércoles, que la sanción se eleve cuando el responsable allane el lugar donde se encuentre la víctima; cuando se le administre alguna sustancia tóxica; se cometa en instituciones de atención psicológica, de adicciones, médica, religiosa, de guarda o custodia; y cuando cause a la víctima una enfermedad de transmisión sexual o incurable.     

Propone que a los sentenciados por estos delitos no se les conceda ningún beneficio de libertad anticipada.     

“Quien financie, gestione, promueva, publicite, invite o facilite por medios electrónicos o de cualquier otro tipo a practicar el turismo sexual se le impondrá una pena de 7 a 12 años de prisión y de mil a tres mil días multa”, apuntó Gabriela Ceballos.   

El que sostenga cualquier tipo de acto sexual, real o simulado, enfatizó, con uno o varios menores de edad o con persona que no tenga capacidad para comprender el significado del hecho se le impondrá una pena de 10 a 18 años de prisión y de dos mil a cuatro mil días multa.     

A quien sin consentimiento de una persona y sin el propósito de llegar a la cópula, ejecute en ella un acto sexual o la haga ejecutarlo se le impondrán de seis meses a cuatro años de prisión, señala la iniciativa de ley presentada por la legisladora local.