Ernesto Martínez Elorriaga/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 1 de junio, 2019.- Antes de que fuera presidente de Estados Unidos, Donald Trump manifestó la necedad de que México estaba obligado a pagar la construcción del muro fronterizo. Ahora pretende que las autoridades nacionales frenen la migración que proviene de Centroamérica y de otros países del mundo. Pero también, como si fuera tan sencillo, eliminar el tráfico de drogas, que en buena medida esta actividad ilícita ha sido promovida desde su país.

Hay la amenaza del presidente estadunidense de imponer aranceles a todas las importaciones procedentes de nuestro país en tanto no se frene la migración. Se habla de un arancel del 5 por ciento a toda importación proveniente de México.

El nuestro es un país vulnerable, el peso cayó frente al dólar, ahora ronda los 20 pesos, cuando estaba por encima de los 19. Mientras la Bolsa Mexicana de Valores perdió poco más de 1.3 por ciento.

Trump ya la trae en contra del gobierno mexicano. Tal vez se trata solo de un escándalo como ocurrió con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte. Sin embargo, cualquier ocurrencia del mandatario estadunidense ocasiona serios problemas en los mercados. Se olvida, y tal vez sea a propósito, que buena parte de  las exportaciones mexicanas son de empresas comercializadoras norteamericanas.

Mientras haya pobreza y violencia en pueblos como México, Guatemala, Honduras, Nicaragua, será imposible frenar la migración. Pero Trump no entiende de razones ni de realidades.