Ernesto Martínez Elorriaga/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 3 de abril, 2020.-La pandemia de coronavirus ha infectado a un millón de personas en todo el mundo, dejando una secuela de 50 mil muertos. Lo más grave es que no ha sido controlada y en la mayoría de los países están por vivir la peor parte.

Estados Unidos, en cifras cerradas, tiene 245 mil casos; Italia, 115 mil; España, 112 mil; Alemania, 85 mil; Francia, 59 mil; Irán, 50 mil; Reino Unido, 33 mil; Turquía, 18 mil. México ocupa el lugar 45 a nivel mundial con mil 590 casos.

La primear señal de las estadísticas, es que los países más afectados por el coronavirus son del primer mundo o llamados también desarrollados. No es ningún consuelo, porque en muchos países como México, la parte más crítica está por venir.

Este mes será clave para conocer la dimensión de la pandemia, que sin duda es la preocupación número uno en todo el planeta. La concientización sobre el problema de salud se ha generalizado, y la clave es el autocuidado, principalmente el aislamiento. No hay que caer en pánico y tomar las precauciones posibles.

El caso de Ecuador ha impactado en el mundo, más que por el nivel de contagio ha sido por la falta de prevención y de infraestructura. Este país sudamericano tiene 17 millones de habitantes, suman 2 mil 748 casos y 98 fallecimientos, 63 de ellos en Guayaquil, donde se ubica 70 por ciento de los casos.

Es impresionante observar los féretros en las calles y saber que hay problemas para sepultar a las personas que murieron infectadas. Pero más allá del amarillismo, falta información fidedigna por parte de las autoridades, porque oficialmente no son tantos los números de infectados ni de personas muertas. Sin duda Ecuador es un país pobre, pero Guayaquil es la ciudad más fuerte en su economía, aunque como todo país subdesarrollado la riqueza se encuentra concentrada en unas cuantas manos. Parece ser que el alarmismo supera al nivel del problema.

No cabe duda que en estos momentos todo pesa, tanto por la carga, como lo que se dice de ella.