Ernesto Martínez Elorriaga/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 12 de noviembre, 2019.- Luego de anunciar que el próximo domingo 16 de noviembre  se abrirán al público los santuarios de la mariposa monarca, el gobernador Silvano Aureoles Conejo manifestó que se espera para esta temporada que concluirá a finales de marzo de 2020,  se reciban unos 470 mil  visitantes,  lo que significaría una derrama económica cercana a los 500 millones de pesos, es decir, 10 por ciento más que el año anterior.

Dijo que se ha mejorado la infraestructura turística para que los santuarios de la mariposa de los municipios de Ocampo y Senguio puedan recibir al turismo con los principales servicios, sobre todo porque durante cinco meses, los habitantes de esta región pueden realizar una serie de actividades turísticas que representan un importante ingreso económico.

Comentó que el fenómeno migratorio de la mariposa monarca ha significado una importante alternativa para las comunidades mazahuas y otomíes, ya que anteriormente casi la totalidad de los ingresos era por la comercialización de madera. “Ahora protegen el medio ambiente y participan en labores de reforestación, porque la actividad turística se ha convertida en la principal fuente de ingresos”.

Aureoles Conejo subrayó la importancia que tendría si el gobierno federal otorgara recursos a esta región del oriente michoacano por servicios ambientales que  se ven reflejados en el agua que se traslada de esta región de la monarca  a través del Sistema Cutzamala y que llega al Estado de México y a la capital del país.

En tanto, el secretario de Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Territorial del Gobierno del Estado, Ricardo Luna García, luego de  sostener que en la región de la mariposa monarca, la tala se ha reducido en 94 por ciento, aún se destruyen anualmente cerca de 40 a 50 mil hectáreas  de zonas arboladas.

Admitió que los daños son reales porque durante décadas las comunidades mazahuas y otomíes vivieron de la explotación de los bosques. Dijo que el gobierno del estado está promoviendo programas de reforestación y capacitación para que la actividad turística permita generar empleos que se necesitan. Además de que años atrás se perdían hasta 65 mil hectáreas de bosque al año, y actualmente  se ha logrado reducir la tala ilegal.

Dijo que sería muy importante  para toda esa región de Michoacán, que colinda con el Estado de México, lograr recursos económicos por los servicios que se ofrecen a consumidores de agua del centro del país. “Esos recursos representarían unos 160 millones de pesos anuales que podrían utilizarse para los programas de conservación y reforestación”.