Miss Edi Toriales/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 17 de junio, 2019.- El pasado tres de junio se cumplió un año del fallecimiento de Rosa Verduzco, mejor conocida como Mamá Rosa, quien se convirtió en todo un ícono en el estado al haber dedicado gran parte de su vida a operar el albergue infantil La Gran Familia, en Zamora, Michoacán.

De acuerdo con la nota publicada por la Agencia Quadratin, “La Jefa, como también la llamaron los integrantes de La Gran Familia, inició su trabajo de atender a niños desprotegidos desde 1947, cuando contaba con 13 años, hasta 2014, cuando un operativo de la Procuraduría General de la República (PGR) intervino el inmueble donde residía con los menores bajo su cuidado y personal de apoyo.

“Para algunos, Rosa Verduzco fue artífice y cómplice de múltiples casos de abusos hacia infantes y jóvenes desprotegidos y vulnerables; para otros, un alma caritativa que invertía su tiempo y sus recursos en el cuidado de seres humanos olvidados por la sociedad”, señala la nota.

Y en efecto, las opiniones con respecto a la labor de Mamá Rosa siempre estuvieron divididas entre quienes defendían su trabajo altruista y quienes la acusaban de ser partícipe de abusos en contra de los niños y adultos que tuvo a su cargo.

Durante el operativo en el que fue intervenido el albergue, en  2014, platiqué con una de las moradoras, una mujer que dijo tener 40 años, pero que se veía mucho mayor; me contó que sus padres la dejaron temporalmente en La Gran Familia, pero que Mamá Rosa nunca la dejó salir; que a su edad carecía de cualquier educación escolar elemental y que no se le permitía ir a la calle.

En contraparte, un periodista de la ciudad de Zamora publicó en redes sociales su reconocimiento a La Jefa, por haber ayudado a más de seis mil niños a salir adelante.

Determinar si su labor fue benéfica o no es complicado, ni siquiera las autoridades lograron establecerlo, pues luego del operativo hace cuatro años dictaminaron que Rosa Verduzco era inimputable debido a su avanzada edad.

Mamá Rosa falleció a los 84 años de edad, así que si fue buena o mala, ya le tocará juzgarla al de arriba.