Ernesto Martínez Elorriaga/corresponsal

Morelia, Mich., 8 de noviembre.- No se puede soslayar que el problema de la violencia e inseguridad son temas que afectan a todos los mexicanos. Pero tampoco podemos desconocer que hay un manejo tendencioso en torno a este asunto por parte de grupos de poder, sobre todo de aquellos que perdieron privilegios y poder en los ámbitos económico y político.

Hay doble moral, y  doble discurso por parte de las grandes televisoras del país y de otros medios informativos que de pronto se volvieron demasiado críticos, y se olvidan que ellos solaparon y encubrieron a gobiernos que dañaron al país. Se vale ser críticos, pero también hay que ser autocríticos, sobre todos cuando en las pantallas de televisión se promueve la violencia en telenovelas, películas y series que tienen millones de espectadores, pero que enaltecen al crimen y a los criminales.

 Esta mañana el presidente Andrés Manuel López Obrador comentó que por lo hechos lamentables registrados en los últimos días se puede pensar que hay violencia en todo el país, pero no es así afortunadamente, porque hay días en que en la mitad de la República no se registran homicidios.

La violencia de este tipo está focalizada. En cinco estados se concentra 70 por ciento de los homicidios y no es en todas las entidades. Por ejemplo en Baja California, es Tijuana, y en Chihuahua es Juárez. Pudo decir que en Michoacán es en las regiones de Uruapan, Zamora y Morelia, y en Guanajuato en las zonas de Celaya y Salamanca.

En su conferencia matutina, López Obrador expuso que hay delincuencia en general, robo en casa habitación, en transporte, de vehículos. Pero lo que tiene que ver con homicidios está muy localizado, añadió tras dar su respaldo al secretario de seguridad, Alfonso Durazo.

El mandatario expuso que la Guardia Nacional sigue en construcción. “Estamos trabajando para esclarecer los hechos y que haya justicia. No hay ningún límite, ningún obstáculo, nada que impida que se haga una investigación a fondo porque no hay intereses creados de por medio”,  afirmó el presidente Andrés Manuel López Obrador sobre el ataque a integrantes de la familia LeBarón.

En conferencia de prensa matutina aseguró que el Gobierno de México actúa con independencia y sin presiones. Sostuvo que parte de la estrategia de seguridad consiste en impedir la conformación de bases de la delincuencia a partir de la generación de oportunidades a jóvenes.

“Que no se piense que estamos desprovistos de elementos, de conocimiento, equipo y personal para llevar a cabo labores de investigación”, puntualizó. El mandatario refrendó su confianza en el trabajo de las dependencias federales, particularmente el Ejército y la Secretaría de Marina.