José K/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 28 de mayo, 2019.-  Todos los sabemos, los militares no respondieron a la agresión  de grupos civiles en La Huacana,  porque  no querían ocasionar un problema mayor. Actuaron correctamente, sobre todo cuando los grupos delictivos se escudan con mujeres y niños.

El presidente Andrés Manuel López Obrador calificó como  una acción cobarde el desarme y retención de militares en La Huacana,  y admitió que la actitud de los soldados fue responsable, digna y valiente, luego confirmó que el Ejército mantendrá su presencia donde existan problemas de inseguridad.

La retención de los soldados ocurrió después de que éstos se enfrentaron a civiles para repeler un ataque armado. Lamentablemente, una menor resultó lesionada, pero se encuentra estable”, dijo Aureoles.

La Secretaría de la Defensa Nacional dio a conocer un comunicado en el que se indica que los militares retenidos en La Huiacana se dejaron desarmar con el fin de evitar una desgracia.  “Enviar a mujeres y niños para confrontar o evitar la presencia de las autoridades en las áreas de influencia y restringir la acción de la justicia, es un procedimiento de las autodefensas y de grupos delictivos de esa región: Los Viagras y el Cártel Jalisco Nueva Generación.

Más allá de lo ocurrido en La Huacana, el mensaje es que los grupos delictivos que reactivar la violencia en Michoacán y en otras entidades del país. El reto es grande, justo cuando comenzará a operar la Guardia Nacional, que es sin duda la esperanza  de México en materia de seguridad.