José K/Noticias y Debate M3  

Morelia, Mich., 5 de noviembre, 2020.- El gobierno municipal de Lázaro Cárdenas aseguró que  la clausura de las minas de hierro Las Truchas, concesionada a la empresa ArcellorMittal, fue apegada a derecho y motivada por la suspensión del permiso para la compra, uso y almacenamiento de explosivos decretada por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), así como por no contar con su licencia de funcionamiento.  

El pasado 3 de noviembre, el ayuntamiento de la ciudad portuaria clausuró las minas ubicadas en la periferia de la ciudad en la tenencia de La Mira, y que abastecen del mineral a la siderúrgica ArcelorMittal, donde laboran más de 5 mil personas.  

No es la primera ocasión que hay una clausura de la trasnacional, el 22 de julio, ArcelorMittal fue clausurada parcialmente por no contar con una licencia de funcionamiento y presentar adeudos en el pago de sus contribuciones. Además, por carecer de un Programa Interno de Protección Civil que actuaría en casos de desastre y emergencia, lo que ponía en riesgo la seguridad, salud y bienes de las personas que laboran en la empresa y de la comunidad en general.  

En un comunicado de prensa, la alcaldesa morenista de Lázaro Cárdenas, Itzé Camacho Zapiaín, comentó que la empresa fabricadora de productos de acero miente al asegurar que el permiso general de explosivos otorgado por la Sedena no es renovable anualmente, porque de conformidad con el artículo 44 de la Ley de Armas de Fuego y Explosivos, se establece que: “Artículo 44.- Los permisos son intransferibles. Los generales tendrán vigencia durante el año en que se expidan, y podrán ser revalidados a juicio de la Secretaría de la Defensa Nacional”  

Es falso también, que la empresa hubiere solicitado la conformidad de esta Presidencia para la renovación de su permiso general para uso de material explosivos del año 2021, a través de una representación legal debidamente acreditada. Sobre el particular, se precisa que efectivamente se presentó una solicitud, sin embargo, la misma no fue acompañada de mandato de quien la suscribió, entre otras inconsistencias.  

La presidenta municipal de Lázaro Cárdenas manifestó que existe el riesgo de que la SEDENA no les renueve su permiso general para la compra, uso y almacenamiento de explosivos relacionados con la minería, porque, a la fecha, no han obtenido la conformidad por parte del gobierno municipal, porque de acuerdo a la ley debió presentar la solicitud antes del pasado 31 de octubre.  

En tanto los directivos de Arcelor Mittal acusaron que se trata de una manera de presión para aceptar un incremento injustificado del pago del impuesto predial. Sostuvieron que la clausura de este yacimiento es injustificado e ilegal.