José K/Noticias y Debate M3

CDMX, 9 de octubre, 2019.- El presidente Andrés Manuel López Obrador sostuvo que no permitirá chantajes  de grupos de presión, y el aumento que se les otorgará a las universidades públicas será de acuerdo a la inflación, ante la demanda de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (Anuies) de una ampliación presupuestal de más de 17 mil millones de pesos para 2020.

 “Si es una petición justa, se tiene que responder, pero si no aunque se pare el país… No hay de que no tenemos dinero, tenemos un déficit, nos falta dinero, no hay para pagar la nómina, no hay para cerrar el año, no hay para los aguinaldos y necesitamos más dinero”, apunto.

 El titular del Ejecutivo llamó a ahorrar y priorizar. “Muchas veces se destinaban recursos de las universidades para financiar congresos, visitas al extranjero, mucho turismo político; universidades que hacían congresos con gastos pagados a todos los invitados”, eso ya no.

En tanto este día pararon labores académicos y empleados administrativos de unas 25 universidades del país. La exigencia es que se les entregue un presupuesto que les permita cubrir el salario y prestaciones de todo el año. Hay que señalar que al menos 10 casas de estudios han tenido graves problemas para pagar la nómina  de octubre a diciembre.

Un caso particular es la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) que tiene severos problemas porque desde hace años el Congreso local les aprueba un presupuesto insuficiente, partiendo siempre de que el gobierno federal les otorgaba la parte faltante.

 Pero hace un año, autoridades de educación superior le advirtieron  al rector de esta universidad, que para tener acceso a recursos extraordinarios,  tenía que tomar varias medidas para optimizar los recursos, como contar con un estímulo fiscal del Artículo 3B de la Ley de Coordinación Fiscal.

 Además reducir 10 por ciento los salarios de los mandos altos y medios; actuar con austeridad en los gastos operativos; no contratar personal académico ni administrativo, y llevar a cabo una reforma al sistema de jubilaciones y pensiones. Por cierto,  en este último punto no ha habido avances. A pesar de todos los ajustes, la UMSNH tiene un déficit de 996 millones de pesos que le impiden cerrar el año, a lo mucho  solo tendrán para pagar nómina hasta la segunda quincena  de octubre.