José K/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 10 de diciembre, 2019.- A pesar de los malos augurios, los migrantes mexicanos siguen enviando remesas cada vez más abundantes, que siguen siendo uno de los principales ingresos para Michoacán.

Al tercer trimestre de 2019,  el estado se mantiene como la entidad con mayor aportación nacional en ingreso de remesas familiares al país, con un 9.8 por ciento del total nacional, equivalente a 2 mil 644  millones de dólares.

El Banco de México publicó el comportamiento de la transferencia de remesas familiares del período enero-septiembre; cuyo monto total captado para el país alcanzó los 26 mil 980 millones de dólares.

En Michoacán, se registró un incremento de 7 por ciento, al pasar de 2 mil 462 millones de dólares en enero-septiembre del año anterior a 2 mil 644 millones de dólares como se mencionó con antelación este 2019.

A pesar de ello, hay preocupación de los diferentes sectores sociales por la falta de recursos económicos. Michoacán es una entidad pobre, sin duda alguna el presupuesto gubernamental es esencial para salir adelante e incluso para la sobrevivencia. Es bueno que el campo se reactive, pero no hay señales, por el contrario, está prevista una miseria presupuestal, pero la buena noticia es que habrá precios de garantía para productores d granos.

Los gobiernos federales de las últimas cuatro décadas le apostaron  a las empresas agropecuarias que generan poco empleo y que  le apuestan a la concentración de la riqueza. En el caso del estado podemos ejemplificar con productores de aguacate, fresa, hortalizas, entre otros.

En tanto, la mayoría de los productores de granos anualmente se enfrentan a intermediarios por conseguir mejores precios. No se diga a los que siembran para el autoconsumo que muchas veces con un mal temporal no consiguen  ni siquiera para llevar tortillas a la mesa.

En el campo no se ha registrado una crisis abismal gracias a los miles de michoacanos que abandonen su lugar de origen para busca mejores condiciones de vida en el vecino país del norte.

Son tanto, que se han convertido  en la segunda fuente de ingresos de la entidad, ya que las remesas en 2015 alcanzaron los dos mil 600 millones de dólares, muy similar  a lo que se ha percibido los primeros nueve meses de este año. El mensaje es que hay que apostarle más al campo, pero de manera más equitativa.