José K/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 29 de septiembre, 2019.- Cuando el crimen organizado coloca mantas en alguna población de Michoacán o de cualquier otra parte del país,  simboliza algo así como la colocación de su bandera. Para mala suerte de las personas que habitamos cualquiera de esos lugares, significa que nos están diciendo que habrá narcotráfico, homicidios y otros delitos ligados a ese tipo de delincuencia.

Este sábado en la madrugada fueron colocadas cinco mantas presuntamente del Cartel Jalisco Nueva Generación, en la plaza principal de Santa María de Guido; en el puente peatonal que conecta la colonia Los Pinos con Cosmos sobre calzada la Huerta; en la entrada a la colonia Adolfo López Mateos; en Camelinas y Solidaridad, y  en salida a Pátzcuaro..

Hubo un  detenido, era un taxista que fue requerido con todo y unidad, informó el Secretario de Seguridad Pública (SSP) del estado, Israel Patrón Reyes. Dijo que el detenido fue sorprendido cuando intentaba colgar una de las mantas.

Las ciudades michoacanas donde más  se han colocado las llamadas narco-mantas son Apatzingán, Lázaro Cárdenas, Uruapan y otros lugares  de Tierra Caliente. Hubo un tiempo en que los medios informativos servían de canales para difundir  este tipo de mensajes, que casi siempre han sido  para amenazar a algún grupo antagónico, aunque a veces las han utilizado para dirigirse a las autoridades y a la ciudadanía.

Como cualquier otra acción de la delincuencia organizada causa temor entre la sociedad, que se ha visto afectada por secuestros, levantones, amenazas, y por ser espectadora  de cada uno de los actos sangrientos que llevan a cabo.

Las estadísticas dicen una cosa, pero lo cierto es que estos grupos delictivos aparecen cada vez más en un mayor número de ciudades. En algunos municipios en ocasiones baja su presencia, pero aparecen en otros lados. Sin duda los temas de seguridad y violencia son la preocupación mayor de los mexicanos.