José K/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 13 de enero.-Han sido más de dos semanas con problema de abasto de gasolina en Michoacán, y hemos visto y escuchado de todo. Lo cierto es que cada vez queda menos clara la estrategia del presidente Andrés Manuel López Obrador. No obstante la gran mayoría confía en él porque no hay donde más agarrarse.

Observamos en las redes a los dos ex presidentes panistas, Vicente Fox y Felipe Calderón tratando de corregir al Presidente, cuando su política exterior fue totalmente entreguista y promotora de la corrupción.

Salió a relucir el líder nacional del sindicato petrolero, Carlos Romero Deschamp, quien se amparó para tratar de impedir ser detenido. Sin duda forma parte del sector más asqueroso de este país.

Salieron a relucir los oportunistas como varios gobernadores  de la región huachicolera que ahora se curan en salud cuando han formado parte del saqueo y la corrupción. A nivel pueblo, aparecieron los abusivos que compraron cantidades de gasolina para después revenderla hasta en más de 40 pesos el litro.

Y como siempre, las personas organizadas y solidarias que tratan de organizar el verdadero “despapaye” que representa despachar gasolina a cientos de personas que buscan abastecerse del combustible para llevar a cabo sus actividades.

Sin contar dirigentes partidistas que buscan llevar agua a su molino, y han criticado en todo momento la estrategia presidencial para evitar el robo de gasolina. También han quedado en entredicho algunos concesionarios que se han enriquecido escandalosamente con la compra de combustible de procedencia ilícita.

Ha habido de todo: personas que han dejado de ganar dinero como los propios despachadores de gasolina; todos los comerciantes en pequeño que apenas tienen los 100 pesos para echarle a sus vehículos diariamente; y muchos otros que no pueden trasladarse porque parte del  transporte público se detuvo.

El problema  de desabasto de gasolina ha sacado a luz del día lo que muchos somos en realidad. De igual forma queremos que esta situación sea superada, pero desgraciadamente parece agravarse porque otros estados se están sumando con el mismo problema.