Ignacio Ramírez/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 20 de octubre, 2019.- En  los últimos años hemos escuchado sobre las corrientes de agua y lluvias  que han provocado deslaves que han dañado caminos y zonas urbanas, sobre todo las que se ubican en las partes bajas.

Son muchas las poblaciones que han sido afectadas por este tipo de fenómenos naturales, como en Angangueo, Tuxpan, Peribán, Aquila,  tan solo en Michoacán, aunque también ha ocurrido en otras partes del país, pero comentaré solo lo que nos ha tocado ver.

En todos los casos se coincide que parte de los daños han sido provocados por el hombre, al talar las partes arboladas de las zonas montañosas. Esta práctica no solo ocasiona deslaves, sino impide que haya mayor filtración de aguas. Pero además las ramas y troncos obstaculizan  los cauces naturales que ante  la presión de la misma agua genera una verdadera energía que al llegar a las partes más bajas destruye todo a su paso.

En 2010, en Angangueo,  las lluvias provocaron el desboque de las aguas del río que destruyeron parte de este pueblo minero y los deslaves de dos cerros causaron la muerte de 22 personas, sin algunos desaparecidos. Hace un año en Peribán  ocurrió lo mismo. El agua del río que como nunca tuvo un desfogue y fuerza que se llevó al menos una decena de viviendas asentadas a la orilla del cauce. Ocho personas murieron y tres desparecieron.

Este 19 de octubre, en el municipio de Aquila, la corriente del río, del mismo nombre, arrastró a un camión de pasajeros de la línea Purhépechas, no obstante, con el auxilio de vecinos salieron ilesos los seis pasajeros y el conductor de la unidad.

Los hechos ocurrieron la tarde de este sábado cerca de la localidad de Maquilli, ubicada entre el entronque  de la carretera costera y la cabecera municipal de Aquila. Las fuertes lluvias de los últimos días provocaron fuertes corrientes de  las aguas que bajan de la sierra a la zona costera.

El camión iba de Apatzingán a Tecomán, Colima. Los  pasajeros fueron rescatados por las ventanas.

En tanto, en la colonia presa La Villa de la tenencia de Guacamayas, municipio de Lázaro Cárdenas, la noche de este sábado  se registró un deslave por el derrumbe en un cerro, que afectó tres viviendas que fueron evacuadas.

En las localidades de La Mira, El Habillal y Playa Azul,  se han registrado inundaciones y encharcamientos por el desbordamiento del arroyo Los Cuches y del río Acalpican, que están siendo monitoreados desde hace un día.

Hay que resaltar que las tormentas tropicales no fueron tan agresivas como en otros años cuando llegan ciclones y huracanes, no obstante, los daños son considerables, y casi todo tienen que ver con el daño que le ocasiona el hombre a la naturaleza.