Ernesto Martínez Elorriaga/corresponsal

Morelia, Mich., 26 de junio.-El encuentro en Morelia entre el presidente Andrés Manuel López Obrador y el gobernador perredista Silvano Aureoles fue de respeto, con algunas diferencias pero sin agresiones.

Por la mañana en la conferencia de prensa mañanera, Aureoles admitió que en materia de homicidios las cifras han ido en ascenso, en 2017 fueron mil 271 personas ultimadas y en 2019 mil 665. Y este año que aún no lleva ni seis meses, son ya 881. En los más delitos, aseguró que los delitos han ido a la baja.

El titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Cresencio Sandoval, aclaró que en delitos como extorsiones y violación van en aumento en esta entidad.

En torno a la controversia constitucional que presentó Aureoles Conejo ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), el presidente Obrador dijo que defenderá lo que se ha establecido en la Carta Magna en torno a las tareas que están llevando a cabo las fuerzas armadas en materia de seguridad, y espera que la SCJN resuelva

“No debemos alarmarnos, son procesos establecidos en una democracia, no podemos pensar todos de la misma manera. Eso corresponde a las dictaduras, donde hay pensamiento único; en la democracia hay pluralidad y va a ser el Poder Judicial el que va a resolver”.

Dijo que va a defender conforme a derecho para que se siga contando con el apoyo de la Secretaría de la Defensa Nacional y de la Secretaría de Marina, y que se consolide la Guardia Nacional para garantizar la tranquilidad y la paz en el país”.

En tanto, el gobernador Aureoles Conejo aseguró al presidente Andrés Manuel López Obrador que la controversia constitucional que interpuso ante la SCJN en contra del decreto para que las fuerzas armadas puedan participar en tareas de seguridad pública hasta 2024, no es en su contra ni del Ejército y la Marina. “Mi reconocimiento siempre”. Es un tema de precisión del decreto, “no es ninguna cosa mala en contra de las fuerzas armadas”, aseveró.

Quise aclarar esto, indicó el mandatario perredista, “porque puede haber malos entendidos”, y aseguró ser un defensor de las fuerzas armadas. “Lo digo sin ambages, las debemos cuidar. Ponerlos en tareas de seguridad implica un riesgo”, sostuvo.