Redacción/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 1 de septiembre, 2019.- A pesar de que la participación de las mujeres y la imagen que se tenía de ellas en la prensa michoacana del siglo XIX y principios del XX era muy limitada, fue posible que en 1943 se editara en el estado un periódico realizado exclusivamente por mujeres nicolaitas, lo que significó un avance sustancial en su incursión en el ejercicio periodístico local, explicó  Gabriela Sánchez Medina.

Catedrática de la Facultad de Letras, Sánchez Medina explicó durante su charla “Las mujeres en la prensa michoacana”, efectuada en la Hemeroteca Pública Universitaria “Mariano de Jesús Torres”, que previo a la edición del periódico Nosotras, que tenía una periodicidad quincenal y estuvo dirigido por Celia Gallardo González, la participación de las mujeres se limitaba a publicar poemas con temas relacionados más con el amor, la naturaleza o la religión.

Dijo que con base en el Catálogo de la hemerografía de Michoacán 1829-1950 de la Dra. Adriana Pineda, del Catálogo de la Hemeroteca Pública Universitaria y su propia investigación fue posible localizar 91 periódicos universitarios de la década de 1940, de los cuales en once tenían participación femenina y sólo Nosotras era cien por cien elaborado por mujeres y además nicolaitas.

Es en esta década cuando es posible observar una actividad periodística femenina totalmente distinta al papel que habían desarrollado durante décadas; ahora mostraban abiertamente sus intereses y posiciones políticas y económicas y sus preocupaciones sociales, tal como lo muestran los periódicos de la época como Nosotras.

Es fundamental comprender, dijo, que los medios de comunicación, como los periódicos impresos de antaño y ahora en versión digital, no sólo muestran lo que sucede en el momento sino contribuyen a la conformación de identidades y estereotipos como fue el caso de las mujeres.

Por ello no es casual que hubiera pocas mujeres escritoras o periodistas y para mostrar su punto preguntó a los asistentes si recordaban el nombre de una mujer de esas épocas, a excepción de Sor Juana Inés de la Cruz, a lo cual nadie atinó a responder. Ante ello, recordó a María Enriqueta Camarillo, Laura Méndez, Esther Tapia de Castellanos, Isabel Prieto, Josefa Ponce de León o María Moreno, quienes tuvieron participación en la prensa o en la literatura.

A manera de reflexión, Sánchez Medina reconoció que a pesar de los cambios sociales que se han registrado en el país y la incursión de las mujeres en la prensa, aún se pueden encontrar similitudes en cuanto a ciertas temáticas dirigidas a este sector de la sociedad, muy parecidas al que había a finales del siglo XIX y principios del XX que buscan mantener la idea del papel que debe tener la mujer en la sociedad y en la familia.