Ernesto Martínez Elorriaga/Noticias y Debate M3  

Morelia, Mich., 1 de marzo.- Es cierto, el lago de Cuitzeo agoniza, y es una muerte lenta que inició hace poco más de tres décadas. Lo mismo que ha ocurrido con los bosques, de nada sirvieron los gritos de auxilio ni las advertencias. Solo demagogia y decenas de proyectos de rescate.  

Por vez primera en muchos años, parte de la zona oriente del lago de Cuitzeo se ha secado completamente a consecuencia de la sequía y sobre explotación de este recurso natural. Lo que no es sorpresa es que la superficie total de la parte poniente del embalse, tal y como ha ocurrido en otras ocasiones, desde hace 25 años, se haya convertido en desierto y tolvaneras, desde hace cuatro meses.  

Desde hace al menos tres lustros, el gobierno de Michoacán bloqueó las compuertas de este lago, ubicadas en la carretera federal que cruza y divide el embalse entre oriente y occidente, justo en el camino de acceso a Cuitzeo. El propósito fue evitar que la zona oriente de esta cuenca de 4 mil 26 kilómetro cuadrados también se secara.  

El presidente municipal de Cuitzeo, Fernando Alvarado Rangel, criticó el mal manejo de las compuertas, porque el lago es utilizado para el riego de cultivos en la zona conocida como Valle Morelia-Queréndaro, principalmente del municipio Álvaro Obregón.  

“No podemos dejar del lado que las compuertas de la carretera que cruza el lago se abren frecuentemente para evitar las tolvaneras de la parte poniente del lago que abarca territorio de los municipios de Cuitzeo, Copándaro, Huaniqueo y Huandacareo. “Si dejan que se llene primero el lado oriente, vamos a poder rescatar el lado poniente, pero si abrimos completamente la compuerta, se van a secar los dos, tal y como está ocurriendo”, enfatizó Alvarado Rangel.  

Ante el deterioro del lago durante las últimas décadas, la pesca ha desparecido en un 80 por ciento, son miles de hectáreas que se han ido secando incluso en la zona oriente que era la que mantenía un mejor nivel de agua. “Fueron cerradas las cinco cooperativas que había porque este oficio dejó de ser rentable”.  

También hay daños a la salud por las fuertes tolvaneras que iniciaron hace dos meses, están entrando a la parte más crítica del estiaje, “cuando hace mucho aire se oscurece el día de tanta tierra afectando a todos los pueblos de la ribera del lago, pero más a las poblaciones de Capacho y Miguel Silva que están a uno metros de donde había agua”.  

El alcalde, de extracción del Partido Nueva Alianza subrayó que el cambio climático ha afectado a la cuenca de Cuitzeo por la deforestación, el crecimiento demográfico, la sobre explotación del agua para actividades agropecuarias, y la construcción de presas como la de Cointzio que frenó el paso de agua hacia el lago y se convirtió en la principal fuente de abastecimiento de agua potable de Morelia.  

Ha habido oídos sordos ante este problema, es más muchos funcionarios y ex funcionarios han sido depredadores y han fomentado las actividades ilícitas que representan los daños ambientales por lo lucrativo que estos representan.