Ernesto Martínez Elorriaga/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 22 de enero, 2019.-Margarita Zavala presentó formalmente ante la Dirección Ejecutiva de Prerrogativas y Partidos Políticos del Instituto Nacional Electoral (INE) su intención de constituirse en un nuevo partido político, como punta de lanza dio a conocer la agrupación México Libre.

Anunció que llevará a cabo las 200 asambleas distritales que exige la legislación electoral para conformar una organización de alrededor de 264 mil ciudadanos. Zavala dijo que el llamado será abierto a toda la ciudadanía y no especialmente a militantes de algún partido como podría ser Acción Nacional, donde militó por años.

Zavala aseveró que en medio del colapso de los partidos políticos de oposición tras los resultados electorales del año pasado, se busca construir una nueva alternativa que aglutine a todos los sectores sociales para buscar construir una nueva forma de hacer política fundada en la “ética” y la construcción del “bien común”.

En la nueva organización política está incluido su esposo el ex presidente Felipe Calderón Hinojosa

En las palabras suena bien, pero en los hechos el Partido Acción Nacional (PAN) y Calderón Hinojosa son parte de la desgracia nacional. Ambos abandonaron  al partido albiazul porque  la mayoría de sus militantes no permitieron que siguieran mangoneando.

La nueva forma de hacer política está fundada en “la ética” y la construcción del “Bien común”, dijo Zavala, cuando  el  ex presidente panista sin ninguna calidad moral tomó cargo de la presidencia después de un presunto fraude electoral; su política estuvo a favor del “bien de unos cuantos”; del uso de la violencia que dejó más de 100 mil muertes, sin que haya habido algún avance en el combate al crimen organizado. En materia de corrupción tendrán que salir a ventilarse muchas acciones que desde hace años estaban bajo sospecha,

Volvemos a los mismo, se trata de un anuncio que carece de toda ética política, pero tendrán la respuesta que merecen, pero no cabe duda que la política es tan buen negocio que nadie se resiste a retirarse, aunque solo un grupo de privilegiados sean sus seguidores.