Emiliano Pérez Cruz/Noticias y Debate M3

Nezahualcóyotl, 15 de septiembre, 2019.- El guión para el documental “La Fama: del recuerdo a la melancolía”, está listo. Subtítulo que no oculta intenciones: “Daños colaterales en la era del olvido forzado…” El equipo de producción, que encabeza Antonio Castro García, lo integran vecinos de la fábrica textil La Fama: desde hace mucho recopilan la historia de la región. ¿La intención? Muy clara la tiene (Toño Castro pa’ los cuates) el documentalista y psicólogo social egresado de la UNAM:

–Crear un producto cinematográfico que materialice las narraciones de los habitantes de Las Fama y se conviertan en documentos que resguarden voces, imágenes de personajes, lugares y recreación de vivencias que, como los libros, sean cápsulas de tiempo para ser decodificadas y reordenadas por otras colectividades, en otros tiempos y latitudes.

Toño Castro nació en Monterrey, Nuevo León, en 1955; en La Fama pasó infancia y adolescencia; estuvo al tanto de la vida del pueblo y de la empresa textil por su padre, Antonio Castro Ruiz, director del departamento de hilados y tejidos por más de cincuenta años.

Experimentado documentalista, Toño labora actualmente como realizador de programas y cápsulas para la Cámara de Diputados de la LVIII Legislatura; dirigió “La Voz de los Chontales”, radiodifusora de Nacajuca, Tabasco; realizó más de 200 documentales etnográficos para la la Televisión del Estado Veracruz entre 1984 y 1998. Obtuvo varios premios de fotografía y documental.

El proyecto “La Fama: del recuerdo a la melancolía”,  busca recuperar la memoria colectiva, en un lapso de 60 años aproximadamente, a la fecha, tiempo en el cual “los elementos de nuestra historia inciden en la permanencia de un núcleo centrado en la comunidad de La Fama y su fábrica, que fusiona a vidas a la geografía, que se interioriza como parte de quienes la habitan, conformando momentos que deseamos recuperar. Con los testimonios se elaborará una historia digna de ser trasmitida a otros mediante un largometraje de alta calidad”.

–¿Qué es La Fama para Toño Castro y para quienes participan en el proyecto?

–Es una congregación del municipio de Santa Catarina, Nuevo León, con un pasado histórico enorme: es una mezcla de migrantes que viajaron con todas sus tradiciones; incluye a chichimecas, tlaxcaltecas llevados por los conquistadores; judíos sefarditas que labraban la tierra antes de la industrialización; a gente de Coahuila; de El Cercado, región de Nuevo León, descendientes de franceses avecindados desde la Guerra de Reforma;  y ya entrado el siglo XX, a familias cristeras de Jalisco y el Bajío, que aquí tuvieron cobijo. También había músicos de Tierra Caliente…

“En La Fama se erige la primera fábrica textil de esta región industrial, al poniente de Monterrey; sus ruinas están en las faldas del cerro; dio nombre al pueblo que se asentó con ella desde 1854, y propició el cultivo de algodón en Tamaulipas y en La Laguna, Coahuila, a iniciativa de regiomontanos que otorgaron créditos refaccionarios para ese fin, según señala el investigador de la UANL, JavierRojas Sandoval, en ‘Fábricas pioneras de la industria textil de Nuevo León’, Revista digital Ingenierías”.

“Podemos dividir la historia de la fábrica y del pueblo La Fama en dos etapas: la histórica, desde su fundación hasta 1950, cuando surge una fábrica que utilizaba el agua de las montañas aledañas para operar; y la moderna, de 1950 a 2005, nuevos dueños levanta nueva nave con mayor productividad, usan parte de la maquinaria antigua y de reciente adquisición que impulsan el vapor de una caldera y luego la energía eléctrica.