Ernesto Martínez Elorriaga/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 30 de marzo.- Pareciera una exageración pero no es así. En menos de tres décadas los bosques michoacanos se redujeron quizá a menos de la mitad. Los gobiernos han realizados al menos dos mediciones sobre la superficie forestal en Micjhoacán, no muy confiables por cierto.

Lo que sí podemos asegurar es que las regiones purépechas han acabado con el 60 por ciento de sus bosques.  Mientras que las zonas occidente, centro y oriente del estado al menos han deteriorado el 40 por ciento. Si usted tuvo la oportunidad de conocer las regiones forestales del estado hace 25 años, y tiene la oportunidad de retornar nuevamente podrá corroborar que los recursos forestales han sido devastados.

Michoacán presenta  serios problemas por tala clandestina y consumo de madera ilegal proveniente del estado de Jalisco; así como los cambios de uso de suelo ilegales para sembrar aguacate, aseguró el secretario federal de la Comisión Nacional Forestal (Conafor), León Jorge Castaños Martínez.

Luego de signar un convenio de coordinación en materia forestal, el funcionario federal comentó que el estado aportaba un millón de metros cúbicos de madera al mercado nacional, no obstante en los últimos seis años redujo su producción a 440 mil metros cúbicos.

Subrayó que hay zonas boscosas muy degradas por el excesivo cultivo de aguacate, y es evidente el cambio de uso de suelo, incluso hay casos en que los mismo propietarios del bosque han  destruido el bosque para luego sembrar aguacate. Ante la falta del cultivo del bosque, Michoacán se ubica por debajo de Durango, Chihuahua, Oaxaca y Tabasco en la producción de Madera.

Castaños Martínez pidió al gobernador Silvano Aureoles emprender políticas públicas que permitan reducir la tala inmoderada provocada por la delincuencia organizada y el cambio de uso de suelo.

Tiene razón el titular de Conafor, lo mismo que el secretario de Medio Ambiente de Michoacán, Ricardo Luna, pero es como si los policías de una colonia  se quejaran del  creciente número de delitos como robo y homicidios. En verdad que se está haciendo muy poco, y solo basta observar los montes cubiertos de huertas de aguacate. Así que ninguna autoridad de los tres órdenes de gobierno está haciendo lo que les corresponde, y la situación  es delicada y riegosa. ,”