Ernesto Martínez Elorriaga/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 15 de octubre, 2019.- El secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, manifestó que si bien la reducción de la incidencia delictiva es marginal, no hay nada qué presumir.

En la conferencia mañanera del presidente Andrés Manuel López Obrador, el responsable de la seguridad pública del país, señaló que la crisis de seguridad se debe a la herencia que dejaron los pasados sexenios, que dejó el año pasado, 33 millones de delitos que afectaron a 25 millones de personas, según los datos del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI).

El 79 por ciento de los mexicanos declaró vivir con miedo durante 2018, pero ese es una cifra que se repite año con año. Veinte mil 106 carpetas de investigación abiertas por homicidio doloso, sólo durante 2018 con una cifra récord del mes de julio del mismo año, indicó el titular de la SSP.

“Impunidad e ineficiencia del sistema de justicia penal: 93.2 por ciento de cifra negra de delitos; sólo 1.14 por ciento de probabilidades de que un delito se denuncie y esclarezca. Recibimos un país con uno de los mayores índices de corrupción en el mundo, el lugar 138 entre 180 países evaluados, según Transparencia Internacional.

“Y en el contexto de esa corrupción del país hay… particularmente los cuerpos de seguridad pública son emblemáticos en materia de corrupción, caracterizados con el 66 por ciento los mexicanos estimaron que su policía local era corrupta.

“La distribución porcentual sobre los temas que generan mayor preocupación en la población. Está obviamente la inseguridad, es el primero, después el desempleo, aumento a precios, salud, pobreza, corrupción, falta de castigo a delincuentes, educación, narcotráfico y escasez de agua.

“Si sumáramos aquellos vinculados con la inseguridad, como la corrupción, la falta de castigo a delincuentes y narcotráfico, sin ninguna duda el de la inseguridad es el tema de mayor preocupación de todos los mexicanos.

“Ahora, en el caso de la corrupción, según datos del Inegi, vean ustedes: el 76.6 por ciento de la población estima que su policía de tránsito es corrupta, el 68 por ciento de los jueces, 67.9 policía municipal, 65 Ministerio Público, 64 policía estatal, 62 policía ministerial, 60 funcionarios, personal de la entonces Procuraduría General de la República y 55 de la Policía Federal.

“Esto nos informa de la dimensión, del reto que debemos, que estamos enfrentando para reordenar a los cuerpos de seguridad pública, sin cuyo reordenamiento es imposible garantizar condiciones adecuadas de seguridad.

“Lo más importante es que nuestro proyecto de seguridad pública parte de una idea motriz: la paz y la tranquilidad son fruto de la justicia. Uno de los ejes es la sustitución del uso de la fuerza policial y militar por una visión amplia para combatir la inseguridad, que vaya a la atención de las causas profundas que la generan”, apuntó el funcionario federal.