Redacción/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 7 de septiembre de 2021.- A sus 26 años, José Eduardo Méndez Delgado es un moreliano que ha logrado destacar a nivel internacional por sus estudios e investigaciones en Astronomía y Astrofísica. En Michoacán, recibió el Premio al Mérito Juvenil en el 2014.

Es autor de cinco artículos de investigación Astrofísica y publicados en revistas internacionales especializadas. Tres de estos artículos fueron dirigidos por él. En ellos, junto a sus colaboradores, ha determinado la abundancia actual y distribución del helio, oxígeno, carbón, nitrógeno, argón, neón, azufre y cloro en la Vía Láctea, así como sus implicaciones en la formación y evolución de nuestra Galaxia.

José Eduardo Méndez nació en la ciudad de Morelia, donde concluyó sus estudios básicos. Es un orgulloso Nicolaita egresado del Colegio Primitivo y Nacional de San Nicolás de Hidalgo, donde descubrió su afinidad por la física y las matemáticas.

Tras obtener uno de los puntajes más altos en el examen de ingreso a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), se matriculó en la licenciatura en Física de la Facultad de Ciencias. Durante el primer año de sus estudios profesionales, José Eduardo se interesó por la Astronomía. Durante 2014 colaboró en la organización de la 10° Olimpiada Nacional de Astronomía del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE), en Tonantzintla, Puebla. En este evento, contribuyó en la preparación de estudiantes de bachillerato para conformar la selección nacional que representaría al país en concursos internacionales de Astrofísica.

Este interés por la Astrofísica y su excelente desempeño académico, lo acercó al investigador emérito de la UNAM y miembro del Colegio Nacional, el Dr. Manuel Peimbert Sierra. Del 2014 al 2017 José Eduardo se desempeñó como su ayudante de investigación ante el Sistema Nacional de Investigadores (SNI). Es aquí cuando José Eduardo se adentra en la física de las nebulosas ionizadas y en la determinación de la composición química del universo. La trayectoria académica y su recién iniciada carrera en la investigación, lo llevaron a ser homenajeado con el Premio Estatal al Mérito Juvenil 2014 de Michoacán a sus 19 años.

José Eduardo finalizó sus estudios con el 2º mejor promedio entre 361 alumnos que compusieron su generación. Presentó su tesis “Inhomogeneidades de temperatura y abundancias de oxígeno en nebulosas planetarias de las Nubes de Magallanes”, dirigida y revisada por el Dr. Manuel Peimbert y le fue entregada la mención honorífica de la UNAM en su título de licenciatura.

En el año 2017 concursó y ganó la única beca que la Fundación Carolina ofrece para toda América Latina para estudiar el Máster en Astrofísica en la Universidad de La Laguna (ULL), España.

Durante sus estudios de Máster concursó en una oposición internacional por un contrato de Astrofísico Residente en el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), España. Obtuvo el primer lugar entre todos los participantes y desde 2018 trabaja en dicha institución como investigador predoctoral.

En 2019 culminó sus estudios de Máster en Astrofísica al presentar su tesis sobre “El gradiente radial de la abundancia de Helio en la Vía Láctea” bajo la dirección del Dr. César Esteban.

Su trabajo de investigación doctoral en el IAC se centra en el análisis físico-químico de las nebulosas fotoionizadas y del medio interestelar. En particular, José Eduardo analiza con profundo detalle a la Nebulosa de Orión y los “objetos Herbig-Haro” que se encuentran en dicha nebulosa. Estos objetos, llamados así en honor a sus descubridores, el estadounidense George Herbig y el mexicano Guillermo Haro, son nubes de gas formadas por eyecciones de material de estrellas recién formadas.

El último trabajo de José Eduardo fue publicado el 1 de septiembre del presente año en la revista The Astrophysical Journal y ha hecho eco en diversas notas de la prensa europea. En este estudio, José Eduardo y sus colaboradores, hacen uso del Very Large Telescope (VLT), uno de los telescopios más grandes del mundo, ubicado en Paranal, Chile y 20 años de imágenes del Telescopio Espacial Hubble (HST) para desvelar las condiciones físico-químicas de uno de los chorros de gas protoestelar más impresionantes de la Nebulosa de Orión: HH204.

La Nebulosa de Orión es uno de los objetos más notorios del cielo nocturno y una región de formación de estrellas muy cercana a nuestro planeta. Muchas de estas estrellas recién nacidas eyectan chorros de gas que interaccionan con la nube circundante y dan origen a los llamados Objetos Herbig-Haro. La fuerte radiación que emiten las estrellas más calientes de la Nebulosa de Orión, las estrellas del Trapecio de Orión, es capaz de calentar e ionizar el gas circundante, es decir, calienta tanto al gas que arranca algunos de los electrones de sus órbitas atómicas.

Estos átomos ionizados al recombinarse o colisionar con electrones libres emiten radiación, la cual es detectada por nuestros telescopios. Nuestro conocimiento de la física atómica nos permite determinar qué tan denso y qué tan caliente es el gas a partir de la radiación que recibimos y también, qué elementos y qué cantidad de ellos hay en el gas que estamos observando.

“Personalmente me encuentro emocionado de que mi trabajo resulte interesante e importante entre la comunidad. Busco siempre dar lo mejor de mí, enalteciendo a México y al estado de Michoacán, donde se encuentran mis raíces y mi familia”, puntualizó el joven y destacado investigador.