José K/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 3 de febrero, 2020.-Lo ocurrido el pasado fin de semana en el Hospital Regional de Los Reyes de la Secretaría de Salud de Michoacán tiene varias lecturas: la mujer que dio a luz en un pasillo del nosocomio era de una comunidad purépecha de la región de la Sierra; se percibe discriminación; negligencia, falta de sentido común y ni una pizca de calidad humana.

La Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) inició este día una investigación de oficio por el caso de una mujer que dio a luz en los pasillos del hospital estatal, este 2 de febrero en la madrugada, sin que recibiera la atención médica debida para el alumbramiento.

El organismo defensor de derechos fundamentales inició la queja de oficio ZAM/059/2020 por violación al derecho a la salud y los que resulten. “La mujer se encontraba en trabajo de parto y dio a luz en los pasillos del hospital sin la atención médica adecuada. En un video que compartió otro usuario se observa a la mujer de rodillas en el piso y su acompañante recibiendo al bebé en el suelo en una cobija”, informó el organismo defensor de los derechos fundamentales.

Por estos hechos la CEDH inició ya una investigación de oficio para conocer la responsabilidad del personal del nosocomio y el motivo del por qué no fue atendida de manera urgente, porque “no hay que olvidar que el derecho a la salud es uno de los derechos más demandados por la población y es obligación del Estado brindar la atención médica necesaria a los ciudadanos y garantizar que reciban una atención adecuada”.

El penoso incidente se dio en el Hospital Regional de Los Reyes de la Secretaría de Salud de Michoacán cuando una mujer indígena dio a luz en la sala de espera, lo que ocasionó una serie de reacciones. En un video que circula por redes sociales, se ve a la mujer de rodillas mientras un hombre detrás sostiene una cobija. Después se observa cómo equipo médico se acerca a la mujer para ver lo que pasa y asistirla, pero el bebé ya había nacido.

La persona que grabó el momento señaló: “Debido a la falta de atención se acaba de aliviar una señora en la sala de urgencias, la señora ya tenía rato aquí y no se le atendía, para que vean el tipo de atención que tenemos aquí”.

El gobernador Silvano Aureoles Conejo declaró esta mañana que serán sancionadas las faltas y omisiones. “El hecho de que el parto haya sido fortuito, claro que estamos enojados, y quien haya sido omiso será sancionado”.

En verdad que amerita una investigación, por mucha escasez de personal en el hospital, una persona que está por dar a luz no se merecía ese trato.