Ernesto Martínez Elorriaga/Noticias y Debate M3  

Morelia, Mich., 25 de junio, 2021.-Militantes de partidos políticos pretenden impedir la consulta ciudadana en la comunidad de Zirahuén, que organiza el Instituto Electoral de Michoacán (IEM) para este 26 de junio,  porque no están acuerdo en que esta población purépecha se rija por usos y costumbres.  

“Lo más grave es que detrás de este supuesto movimiento se encuentran empresarios y grupos que buscan obtener grandes parcelas comunales, ubicadas alrededor del lago, con el fin de construir fraccionamientos y complejos turísticos, y que sin duda los gobiernos comunales significan para ellos un gran obstáculo porque representan la defensa del territorio purépecha”, afirmó el dirigente del Consejo Supremo Indígena de Michoacán (CSIM), Pavel Guzmán.  

Cabe señalar que el movimiento que está a favor de elecciones constitucionales a través del sistema de partidos está encabezado por Diana Espinoza, quien participó recientemente como candidata a la alcaldía de Salvador Escalante por el Partido de Redes Sociales Progresistas, y por el ex regidor perredista, Higinio Vargas, así como por autoridades del ayuntamiento de Salvador Escalante.  

Cabe señalar que Zirahuen es una comunidad prehispánica, de poco más de 3 mil habitantes, que ha defendido durante siglos su territorio, sobre todo el que rodea el lago, incluso recientemente ha habido invasiones de tierras por parte de productores de aguacate y constructores de infraestructura turística.  

“Este grupo asegura que los que están a favor de autoridades comunales no son siquiera 200 personas. Entonces, si es así, que se lleve a cabo la asamblea general prevista para este sábado, y si son mayoría no tendrán mayor problema”, afirmó Pavel Guzmán.  

Dijo que al igual que ha sucedido en otras comunidades, los presidentes municipales no están de acuerdo con la creación consejos comunales, porque perderían la parte proporcional del presupuesto, porque la autorización del IEM implica también el manejo presupuestal que les corresponde, en el caso de Zirahuén es de 6.54 por ciento, que alcanza 9 millones 599 mil pesos anuales.  

El dirigente del CSIM señaló que si los que no están de acuerdo con la creación de un gobierno comunal, y llevan a cabo acciones de confrontación, por ley el Instituto Electoral de Michoacán pospondrían la consulta a través de asamblea general.  

“Este grupo de personas ha desinformado y recurrido a una serie de mentiras, como el sostener que Zirahuén no es una población indígena sino mestiza; que las asambleas son exclusivas para las etnias, cuando se trata de una convocatoria global para mayores de 18 años. Están provocando y buscan una confrontación, y detrás de ello están intereses de grupos económicos y políticos, que, desde hace muchos años han pretendido, y muchas veces lo han logrado, despojar de su territorio a los pueblos originarios”, subrayó Pavel Guzmán. (Con información de La Jornada)