Miss Edi Toriales/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 8 de febrero, 2019.-  Como lo había anunciado el mes pasado, el gobierno federal dio a conocer el programa “Responsabilidad compartida” del Infonavit, para ayudar a que los trabajadores puedan cumplir con el pago de sus créditos de vivienda ya que, según palabras del presidente Andrés Manuel López Obrador, hay muchas quejas de personas que “pagan y pagan y nunca tienen sus escrituras”.

Como lo mencionamos en una entrega anterior,  la idea al haber sido creado el Infonavit, en 1972, era muy buena, al integrar un fondo con el cinco por ciento del salario de los trabajadores, para que éstos pudieran acceder a un crédito que les permitiera comprar una casa, sobre todo tomando en cuenta que muchos de ellos no tendrían acceso a los préstamos de instituciones bancarias.

Sin embargo, no ha habido suficiente claridad en la forma como se manejan los recursos, de modo que muchos de los beneficiarios desconocen las reglas de operación, y cuando acceden a los créditos, se quedan con la impresión de que les siguen descontando de su salario y que nunca terminan de pagar.

Para otros, les queda la imagen de que su casa de interés social, por lo regular muy pequeñas y en zonas apartadas de los centros urbanos, les salen más caras que si hubieran adquirido una vivienda en las zonas más exclusivas de la ciudad.

El programa en mención establece que se apoyará a los trabajadores que reúnan requisitos como tener un crédito en VSM (Veces Salario Mínimo), ganar hasta cuatro salarios mínimos, ser mayor de 40 años, haber pagado 24 mensualidades continuas, crédito de al menos 15 años y que el préstamo actual sea 1.5 veces mayor al contraído inicialmente.

Aunque se espera que el programa beneficie a muchas personas, han empezado ya a surgir demandas de que se amplíe a quienes no cumplen tales requisitos como el de ser mayores de 40 años o incluso para quienes por estar desempleados no han podido seguir pagando.

No obstante, es un avance positivo el anuncio de este esquema y ojalá incluya medidas en situaciones que también se registran como el de trabajadores cuyos patrones les siguen aplicando los descuentos, pero el recurso no llega al Infonavit.