Ernesto Martínez Elorriaga/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 25 de enero, 2019.-  Integrantes de la Familia Ramos, Alfaro, de la ciudad de Uruapan, denunciaron hoy que el pasado  22 de enero fueron víctimas de allanamiento de morada,, robo, agresiones físicas y de amenazas de muerte, por parte de elementos de Policía Michoacán, que arribaron violentamente a su casa encapuchados y fuertemente armados.

La señora Rebeca Alfaro Madrigal, integrante del Comité de Familiares de Personas Detenidas Desaparecidas en México (Cofaddem), madre de Daniel Ramos Alfaro, estudiante y asistente educativo  desaparecido en octubre de 2013 en Uruapan, comentó que el martes pasado se encontraba en su domicilio ubicado en la colonia Aguas Blancas, municipio de Uruapan, cuando escuchó disparos en la parte trasera de su casa, se acercó y  vio que varios elementos de la Policía Michoacán perseguían a un muchacho, por lo que gritó: “¡No disparen!”

Los uniformados se le acercaron y la comenzaron a golpear. Fue entonces que salió uno de los tres  custodios que le había asignado la Procuraduría General de la República (PGR) tras la desaparición de su hijo, y fue desarmado, al igual que el otro guardaespaldas que se encontraba dentro de la casa. “Una mujer policía me cacheteó.  Luego me observó y me dijo: ‘¡Conque traes una cangurera!’ Luego me tiró y me pateó! Mi escolta trató de detenerla y gritó ¡Soy PGR! Ella respondió: ¡Qué PGR ni que la chingada!”.

En conferencia de prensa, celebrada en un café de Morelia, Israel Ramos Alfaro comentó que llegó a bordo de una moto cuando le hablaron para decirle que había policía en la casa de su mamá. “No me dejaban pasar, pero como pude me metía la casa. Policías encapuchados me detuvieron y cuando me iban a golpear uno de los escoltas de mi mamá les gritó que no lo hicieran. Uno de los policías me dijo ‘¡ya estás muerto desgraciado, te vamos a desaparecer!’. Finalmente lo dejaron libre.

Rebeca Alfaro admitió que uno de sus hermanos fue detenido con droga en Uruapan, incluso salió libre este jueves. “Pero el hecho de que mi hermano ande en malos pasos, no le da derecho a la policía de entrar a mi casa y agredirme”. El pasado 23 de enero presentó denuncia contra los elementos de la Policía Michoacán, y en respuesta la delegación de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) envió varios peritos a que revisar su casa.

Ante lo ocurrido integrantes del Cofaddem y n de la organización defensora de derechos humanos,  Alzando Voces, demandaron a las autoridades federales y estatales garantizar la seguridad  de la señora Rebeca Alfaro y de sus hijos Israel, Eduardo, Ramses e Ixtláhuac;  llevar a cabo una investigación inmediata, independiente, efectiva e imparcial, contar con el respaldo de la Comisión Estatal de Derechos Humanos en la realización de diligencias legales a las que haya lugar, entre otros.