José K/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 18 de abril, 2020.-El gobernador de Michoacán Silvano Aureoles emitirá un decreto con el fin de  que las superficies forestales que hayan sido incendiadas intencionalmente para cambiar el uso del suelo, se destinen a zonas de restauración, informó el secretario de Medio Ambiente, Desarrollo Territorial y Cambio Climático (Semaccdet), Ricardo Luna García.

Por otra parte, finalmente fue controlado el incendio ocurrido en el cerro Los Tres Picos, municipio de Tacámbaro, en el que se perdieron aproximadamente mil 500 hectáreas de arbolado y arbustos, señaló la Comisión Nacional Forestal, luego de señalar que participaron más de 300 brigadistas de los tres órdenes de gobierno y dos helicópteros cisterna.

Luna García afirmó que se busca proteger también las 60 áreas naturales que hay en la entidad ante posibles atentados, tras subrayar que las zonas forestales más degradadas en los últimos años han sido con el fin de cultivar aguacate, por lo rentable que es, pero sin importarles que están siendo afectados severamente los mantos acuíferos.

Según cifras oficiales en la última década han sido sembradas al menos 50 mil hectáreas del llamado “oro verde”, y en muchos casos fue a través de incendios forestales provocados como se ha logrado el cambio de uso de suelo.

Michoacán ha perdido un millón 500 mil hectáreas de vocación forestal en poco más de cuatro décadas, y conserva una cantidad similar, sin embargo, hay zonas degradas como la Meseta Purépecha donde han sido devastados el 60 por ciento de sus bosques, o la zona de la mariposa monarca, donde han sido talados al menos el 50 por ciento de sus bosques de pino y oyamel.

El 90 por ciento de los incendios forestales son provocados, unos por el tema del cambio de uso de suelo para sembrar aguacate, como ocurrió en el cerro de los Tres Picos, en Tacámbaro. En los últimos ocho días se perdieron al menos mil hectáreas en los municipios de Tuxpan y de Uruapan, en el primero de los casos fue por quema de rastrojo, pero el incendio alcanzó una zona arbolada, y en el segundo caso, fue en zona forestal y de arbustos de la comunidad purépecha de Capacuaro.