José K/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 21 de mayo.- Es grave lo que ocurre en el país, particularmente Michoacán,   por los incendios forestales, en estos casi cinco meses se han perdido 5 mil hectáreas de bosque. Me llama la atención que  el secretario de Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Territorial (Semaccdet), Ricardo Luna García, asuma el papel de víctima y no de autoridad.

Luna García es en buena parte responsable de lo que ocurra a los bosques en Michoacán. A él no le corresponde lamentarse sino asumir parte de la culpa. En poco más de tres años,  en la tenencia de Zirahuén fueron desmontadas unas 10 mil hectáreas para sembrar aguacate, justo alrededor del único lago sustentable que hay en Michoacán y de los pocos que quedan en México.

Hemos visto al secretario del Medio Ambiente lamentarse, pero los resultados en su labor a favor del medio ambiente han sido muy pobres. Por supuesto que requiere del apoyo de la federación y de los municipios, pero sobre todo de los dueños del bosque.

Tan solo en la última semana fueron afectadas 3 mil hectáreas en zonas forestales de Michoacán, informó el secretario de Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Territorial (Semaccdet), Ricardo Luna García. Dijo que en toda la temporada de estiaje han sido siniestradas 10 mil hectáreas, el 50 por ciento de arbolado y el resto de arbustos y pastizales.

A nivel nacional ha sido un año complicado, con más afectaciones que otros años, dijo, suman 132 mil hectáreas en 32 entidades del país.

Ricardo Luna declaró que se estima que el 90 por ciento de los incendios forestales han sido provocados para el cultivo de aguacate y construcción de viviendas. Sin embargo, han sido afectadas al menos 500 hectáreas de bosque en Uruapan, San Juan Nuevo y Morelia, en este último municipio suman 71 siniestros y en Uruapan 61. Dijo que son 36 municipios donde el fuego ha dañado zonas forestales.

Luna García denunció que en Uruapan un grupo de personas busca desestabilizar al gobierno municipal a través de incendios provocados en el Parque Nacional y en el Cerro de Jicalán, y que hay seis denuncias por estos hechos. Comentó que el alcalde  de Uruapan, Víctor Manuel Manríquez González, identificó a las personas que en los últimos meses han afectado más de 350 hectáreas por incendios provocados de manera dolosa en diferentes zonas del municipio.

Son válidas las acusaciones para que las denuncie a la Secretaría del Medio Ambiente.